¿Qué esperan los gremios del anunciado paquete de Castilla?

Levantar las trabas burocráticas y enmendar la reforma tributaria son los cambios urgentes para la Confiep y la SNI

¿Qué esperan los gremios del anunciado paquete de Castilla?

Para Luis Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), es evidente cuáles temas deberían incluirse en el paquete de medidas económicas que anunciará esta tarde el ministro Luis Miguel Castilla para combatir la desaceleración económica, pero lo que no está muy claro es cómo se aplicarán

Sigue a Portafolio en Twitter y Facebook

“Los problemas está definidos, como la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo, los permisos del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), las labor y multas de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), la Ley de Discapacitados, la permisología y tramitología para los proyectos de inversión, pero la mayoría está en manos de legislación que ha sido emitida por el Congreso y, por lo tanto, su modificación va a depender de la votación en el Parlamento y no de la voluntad del Ejecutivo, que sabemos que es genuina”, indica el líder gremial. 

Alfonso García Miró, presidente de la Confiep, considera que son dos los principales problemas sobre los que deberían versar los anuncios de Castilla tras el Consejo de Ministros de hoy: las normas tributarias en materia de elusión que dictó el propio Castilla como parte de la reforma tributaria y las trabas burocráticas para la inversión. 

“Lo que ha generado una preocupación creciente es la extremada desproporción y hasta abuso de las normas tributarias, fundamentalmente de la norma 16 sobre elusión, que le otorga a la Sunat una amplia discrecionalidad para sancionarla, y el artículo 159, que modifica la contracautela en los reclamos tributarios”, comenta. 

En el campo de las barreras a la inversión, García Miró opina que “la exagerada cantidad de licencias, permisos, estudios aprobaciones, etcétera, que debe transitar cualquier proyecto extractivo, inmobiliario y de otros sectores está desproporcionada. Los organismos reguladores han asumido un rol con un ojo sancionador, en lugar de ser más proactivos para que se invierta en que la población cuente con mejores servicios. El mensaje que se debe enviar es que el Perú es un país amigable para invertir”. 

García Miró coincide en que gran parte del paquete consistirá en proyectos de Ley que se enviarán al Congreso para su aprobación, por lo cual se requiere que a la brevedad posible el presidente Ollanta Humala, el presidente del Consejo de Ministros, René Cornejo, y el del Congreso, Fredy Otárola, hagan explícita su voluntad de acelerar las medidas para afrontar la desaceleración económica. 

“La inversión depende de las expectativas que se generen y de la facilitación. Lamentablemente, se han generado muchísimas trabas para poder generar inversiones. Los gobiernos locales y regionales utilizan su autonomía para poner aún más y eso no se puede cambiar desde el Gobierno Central. Esperamos que entendamos que es necesario el trabajo conjunto, no solo del Ejecutivo, sino del Estado en su conjunto”, concluyó Salazar