Química Suiza compró la cadena de Boticas BTL

De esta manera, la familia Mulder controlará 300 locales de farmacias

El sueño de la familia Mulder de contar con un negocio integrado sigue avanzando. Ayer, su empresa distribuidora Química Suiza se hizo del 100% de las acciones de la cadena de Boticas BTL. Con esta adquisición, el grupo peruano amplía su cartera de operaciones en ‘retail’ moderno, en el que ya participa por medio de Boticas Mifarma.

Se estima que, entre ambas cadenas, la familia Mulder operará más de 300 locales en el país. Cabe mencionar que Química Suiza no solo comercializa y distribuye productos farmacéuticos. Su brazo industrial, Cifarma, también fabrica productos para la salud y cuidado personal, que son vendidos en Mifarma.

La transacción, de la que no trascendieron mayores detalles, se concretó apenas dos semanas después de que IFH Perú, holding del grupo Interbank, anunciara la compra de Inkafarma.

Tal como sucedió con el conglomerado que encabeza Carlos Rodríguez-Pastor, una de las razones que habría llevado a la familia Mulder comprar BTL es que no solo se trata de una de las principales comercializadoras de productos farmacéuticos del país, sino que también es –según un estudio elaborado por Arellano Márketing– la segunda mejor posicionada del sector con un 81,2% de recordación de marca. Boticas BTL nació en 1986 en las Torres de Limatambo como un negocio familiar, pero en 1999 fue adquirida por TEVA Pharmaceutical Industries, una corporación líder mundial en desarrollo, investigación y comercialización de productos farmacéuticos.

¿NUEVA OLA?
Martín Reaño, consultor senior de MR Consulting, señaló que la operación no debe sorprender, pues confirma el proceso de consolidación que atraviesa el sector salud, en el que no solo se observa la compra de cadenas de boticas y de algunas clínicas, sino también de laboratorios (este mes la israelí TEVA Pharmaceutical Industries, hasta ayer dueña de BTL, anunció la adquisición de Corporación Infarmasa).

Reaño precisó que en una segunda etapa lo más probable es que algunos jugadores terminen adquiriendo hospitales, como ya ha ocurrido en el mercado colombiano. “En algún momento se escribirá ese capítulo, pues las recetas salen de las clínicas y es lógico que muchas empresas busquen cerrar el círculo”, afirmó. Reaño no cree que la familia Mulder tenga problemas para crecer y hacer frente a los agresivos planes de expansión que llevará adelante el grupo Interbank.