Tres grandes retos que afrontará el sucesor de Jaime Saavedra

Más allá de la Ley Universitaria, el nuevo ministro deberá continuar con Beca 18, COAR y la inversión en infraestructura

Tres grandes retos que afrontará el sucesor de Jaime Saavedra

A través del Programa Nacional de Becas (Pronabec), el Gobierno canalizó más de 100.000 becas de estudio en el último quinquenio.(Foto: El Comercio)

Hace unas horas, el Congreso de la República censuró al ministro de Educación, Jaime Saavedra, y de esta manera obliga al Gobierno a nombrar un reemplazante en el plazo de 72 horas.

 

Más allá de la polémica alrededor de la Ley Universitaria, existen tres grandes frentes fuertemente ligados al lado económico que el nuevo titular del Ministerio de Educación (Minedu) deberá prestar atención a partir de la próxima semana.

Entre ellos están los programas emblemáticos: Pronabec (que incluye a Beca 18), los Colegios de Alto Rendimiento (COAR) y el acercamiento con las empresas privadas para cerrar la brecha de infraestructura educativa.

EL PROGRAMA DE BECAS

A través del Programa Nacional de Becas (Pronabec), el Gobierno canalizó más de 100.000 becas de estudio en el último quinquenio. Los programas más emblemáticos fueron Beca 18, Beca Excelencia Académica y Vocación Maestro. Este último permite a jóvenes de escasos recursos económicos acceder a estudios superiores en las mejores instituciones del país.

Pablo Lavado, investigador principal de la Universidad del Pacífico, le dijo a El Comercio hace unos meses que Beca 18 ha permitido que alumnos de colegios públicos accedan a universidades de altísima calidad que les pueden garantizar una buena carrera laboral. "Estas becas les permiten a los jóvenes cerrar una brecha gigante. Beca 18 paga la totalidad de los estudios a alguien que no podría haberlo hecho", añade.

Manuel Rodríguez, director de la carrera de Educación y Gestión del Aprendizaje de la UPC, indica que otro punto resaltante es que la entrega de estas becas no se ha visto salpicada de escándalos de corrupción ni tampoco se ha utilizado con móvil político.

El reto del reemplazante de Jaime Saavedra será continuar con el trabajo del Pronabec, cuya meta es repetir las 100.000 becas para el quinquenio 2016-2021. Y sobre todo, conseguir que esté alejado, nuevamente, de cualquier acusación de corrupción.

COLEGIOS DE ALTO RENDIMIENTO

En el 2010, el Gobierno de Alan García creó el Colegio Mayor Secundario, ubicado en Huampaní, con la intención de realizar un concurso anual y atraer a los mejores escolares de 3ro4to y 5to de media, darles la mejor educación y permitir su crecimiento profesional.

Con la gestión de Jaime Saavedra se tomó la decisión de replicar el modelo y descentralizarlo: la meta era tener un Colegio de Alto Rendimiento (COAR) por cada región. A la fecha, alrededor de 15 están en funcionamiento y para el 2017 se prevé que 22 estén activos. Es más, la convocatoria para las cubrir vacantes ya empezó.

Marilú Martens, directora de los COAR en el ámbito nacional, dice que lo que diferencia a estos colegios con otros del país es la calidad de la enseñanza: hay un plan de estudio de 60 horas (el normal es de 30), asesorías personalizadas con tutores y se sigue un programa de bachillerato internacional.

El reto del próximo ministro será concretar la llegada de inversión privada para que los COAR cuenten con infraestructura permanente. Como parte del plan, los primeros tres años cada gobierno regional invertiría en la infraestructura inicial, pero pasado el plazo se requiere inversión a través del mecanismo de obras por impuestos o asociaciones público-privadas (APP).

En febrero pasado, el consorcio conformado por las empresas Backus, Ferreyros, Interbank y Telefónica obtuvo la buena pro para financiar la construcción de un COAR en Ica, a través del mecanismo de obras por impuestos (OxI). 

Adicionalmente, el BCP ha mostrado su interés en invertir en la infraestructura de los COAR de Lambayeque y Piura. El Comercio supo que compañías mineras y del sector cementero también han conversado con el Minedu acerca de esta posibilidad.

CIERRE DE LA BRECHA DE INFRAESTRUCTURA

En el 2014 se realizó por primera vez en el Perú un censo de infraestructura educativa. Lo hizo el INEI por encargo del Ministerio de Educación y encontró que se requerían alrededor de S/60.000 millones para cerrar las brechas. Pero si a esto se le sumaba la infraestructura necesaria para implementar la Jornada Escolar Completa (JEC) y la mejora de la primaria multigrado, la cifra superaba los S/77.000 millones.

En múltiples ocasiones el hasta hoy ministro Jaime Saavedra señaló que la inversión pública no bastaría para enfrentar este problema, por lo que -reiteraba- el apoyo de la empresa privada era necesario. Por ejemplo, solo en el 2016 el Gobierno peruano invirtió en infraestructura educativa más S/4.070 millones, que es el doble de lo destinado en el 2011. Pero la brecha sigue siendo inmensa.

Por eso, con el objetivo de avanzar a una mayor velocidad, el Minedu implementó una agenda de colaboración con el sector privado. Solo en el caso de inversión en infraestructura comprometida a través de Obras por Impuestos (OxI) se pasó de 6,1 millones en el 2012 a S/281 millones en el 2016. En pocas palabras, un avance de más de 4500%

Hoy, empresas como AFP Prima, BCP, Red de Energía del Perú (REP), Southern, Telefónica, entre otras, han utilizado este mecanismo.

Con el mismo objetivo, el Minedu señala que desde el 2014 se viene trabajando bajo el marco de las asociaciones público-privadas (APP). Este esquema ha permitido la formulación de 14 iniciativas privadas cofinanciadas (IPC) para la ejecución de 41 colegios en Lima Metropolitana, siete colegios de alto rendimiento (COAR), 25 escuelas en regiones y tres institutos superiores tecnológicos, por una cifra potencial de inversión de S/ 2200 millones. 


Tags relacionados

Jaime Saavedra