Venta de vehículos nuevos caería 5% por menor inversión privada

Scotiabank prevé que este año se venderán 190 mil unidades. No obstante, estimó que el sector automotor se recuperará el 2015

Venta de vehículos nuevos caería 5% por menor inversión privada

(Foto: Iván Álvarez A.)

 

Tras buenos los resultados en los últimos cuatro años, el sector automotor colocará cerca de 190 mil vehículos nuevos al término del 2014, cifra que mostrará una contracción de 5 puntos porcentuales en comparación con el año anterior. La recuperación se daría en el 2015.

Sigue a Portafolio también en Facebook

En un análisis del mercado, el Departamento de Estudios Económicos del banco Scotiabank explicó que este descenso en el sector se explicará por menores ventas en los segmentos de vehículos comerciales y pesados, debido a la desaceleración de la inversión privada, principamente en rubros los de minería y de construcción

No obstante, esta tendencia será contrarrestada por la demanda de vehículos ligeros -que volverán a liderar las ventas este año- y la colocación de unidades durante el Motor Show 2014, que se realizarán en noviembre próximo.

"Para el 2015 proyectamos que la venta de vehículos nuevos alcance un nivel similar al registrado en el 2013 [201 mil unidades]. Este resultado sería impulsado por la venta de vehículos ligeros debido a una mejora en las expectativas del consumidor por un mejora de la economía. Se sumará la recuperación en la demanda de vehículos comerciales y pesados por una aceleración de la inversión privada", añadió Scotiabank

En su reporte, la entidad bancaria recordó que la demanda de vehículos 0 Km cayó 10%  interanual a 92.845 unidades al cierre del primer semestre del 2014.

Dijo que este resultado fue motivado por tres factores: el menor dinamismo de la inversión privada, que incidió en un menor nivel de ventas de vehículos comerciales y pesados; el incremento en el tipo de cambio, que elevó los precios en términos de soles e influyó en la decisión de compra de vehículos ligeros; y un deterioro de la confianza del consumidor ante la desaceleración de la economía.