Tradición pisquera en la Taberna Queirolo

Permanece intacta, como si el tiempo no hubiera pasado. Disfrute de los piscos de su bodega, su comida y su espacio

Tradición pisquera en la Taberna Queirolo

Al cruzar el portón de esta antigua taberna encontramos un espacio atemporal. Sus pisos de madera dejan sentir cada paso que se da. Pequeñas mesas de mármol, que han sido testigos de largas conversaciones entre amigos, sus techos altos y fotos en blanco y negro colgadas en la pared evocan una Lima que solo conocimos de oídas y nos invitan a un reencuentro con la tradición.

Criollos de antaño, jóvenes exploradores, familias rollizas y adultos mayores comparten este espacio común donde nadie se siente extraño.

La experiencia del Queirolo varía según la hora y el día: los fines de semana a mediodía se respira un ánimo familiar de asado, ravioles y chicha. Por las tardes, las conversaciones requieren sánguches de jamón casero. Mientras que por las noches, el ambiente se agita con la visita de quienes vienen a disfrutar de las noches bohemias de Pueblo Libre.

Aquí no importa el tiempo, importa la buena compañía y la conversación que queda en el recuerdo.

¿A DÓNDE IR?
Av. San Martín 1090, Pueblo Libre. También puede visitar su bodega de piscos y vinos que se encuentra al lado.


Tags relacionados

Pueblo Libre

Pisco