Astrid Gutsche y el lado dulce del imperio de Gastón Acurio

Ha sido catalogada como la primera dama de la cocina peruana, pero ella no se lo cree y simplemente sigue trabajando en lo suyo: los dulces

A pesar de ser la esposa del reconocido chef Gastón Acurio, Astrid brilla con luz propia y se ha convertido en su mano derecha para manejar la línea de dulces del conjunto de restaurantes que poseen, además de criar a sus dos hijas adolescentes.

Recuerda que cuando tenía 12 años y vivía en Hamburgo, lugar donde nació, preparaba tantos pasteles al día que sus padres tenían que regalarlos a los vecinos porque la familia Gutsche no podía comerlos todos.

“Yo siempre cocinaba en mi casa. A veces preparaba entre seis y diez pasteles de chocolate. Mi padre se preguntaba quién se comería todo y tenía que obsequiarlos”, señaló a “Domingo al día”.

LA ALEMANA MÁS CRIOLLA
A simple vista Astrid parece una turista. Sin embargo, basta escucharla hablar para saber que ella, ahora, es más peruana que alemana. Su español es casi perfecto y dice con naturalidad expresiones tan criollas como “vacilón”.

Desde pequeña tuvo una fijación con nuestro país. En su etapa de estudiante en Le Cordon Blue de París vestía con ponchos y chullos. “Cuando Gastón me conoció se habrá preguntado qué le pasa a esta gringa loca”, dice entre risas.

Pero no fue así, el chef nacional le jugó una broma y ella le coqueteó: amor a primera vista. “Yo lo vi con unas marcas en el cuello y le pregunté qué le había pasado. Él me respondió que esas marcas se las habían hecho sus 120 mil mujeres. Yo pensé que era un ‘conchudo’. Pero, le dije que entonces sí podría conmigo y me fui corriendo”.

EL LADO MÁS DULCE
Astrid es la encargada de los dulces de los restaurantes que tiene junto a su esposo. Por ello, en el transcurso del día debe estar en las instalaciones de la cebichería La Mar, Panchita, Tanta y Astrid y Gastón para probar los productos que se les ofrece al público.

“Cada marca tiene un estilo completamente diferente. Cada vez que me cambio de restaurante me tengo que hacer un lavado de cerebro y mentalizarme para distinguir entre los sabores”, acotó.


Tags relacionados

dulces

Astrid Gutsche