Encajes, transparencias, satén y escotes serán los protagonistas en lo que a  vestidos de noche se refiere. Y es que esta temporada de otoño invierno podrás sacar tu lado sexy con estas tendencias que prometen conquistar a más de una.

Si es que año pasado los vestidos con transparencias y pedrería causaron furor, esta temporada también seguirán vigentes; la única diferencia será el uso de estampados florales que prometen otorgarle a tu look un matiz de sofisticación.  

Los escotes en la espalda marcarán tendencia y le darán a tu outfit una onda sensual sutil y elegante.