Diez claves para ver "Hugo", la cinta con más nominaciones al Óscar 2012

La nueva película de Martin Scorsese es un homenaje al cine y un acercamiento a sus momentos más emblemáticos. Descubre aquí las referencias cinéfilas e históricas encubiertas en el filme

Diez claves para ver "Hugo", la cinta con más nominaciones al Óscar 2012

“La invención de Hugo Cabret”, o simplemente “Hugo”, debe ser el filme más emotivo que actualmente se exhibe en nuestra cartelera. Pero, a la vez, es una nueva demostración de la cinefilia que profesa Martin Scorsese. Una afición por el cine que va más allá de la realización de películas y que ha quedado plasmada en documentales como ‘A Personal Journey with Martin Scorsese Through American Movies’ y en una filmoteca personal con copias 35mm de grandes clásicos. Desde su primera toma, “Hugo” es un despliegue de referencias y datos históricos. Una guía para ingresar al séptimo arte por la puerta grande que resumimos a continuación en 10 claves.

1. EL MAGO DEL CINE
Que no te engañe el título, Georges Méliès es el personaje central de la película. La vida del hombre que empezó a contar historias con una filmadora es el eje que sostiene la trama y lo hace basándose en hechos verídicos. Así, lo que vemos en pantallas es reflejo de lo que ocurrió en la vida real; aunque el toque fantástico impuesto por la dirección de Scorsese haga pensar lo contrario.

Georges Méliès, un mago francés que descubrió el cine en una demostración de los hermanos Lumière, fue pionero en los efectos cinematográficos al trasladar sus trucos de magia a los set de grabación. Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, sus películas perdieron popularidad y se vio obligado a cambiar de oficio: convirtiéndose en vendedor de juguetes en la estación de París-Montparnasse.

“Lo fantástico de Georges Méliès es que investigó e inventó casi todo lo que estamos haciendo ahora. De él parte una línea directa y continua que pasa por todas las películas de ciencia-ficción y fantasía de los años 30, 40 y 50, hasta llegar a los trabajos de Harryhausen, Spielberg, Lucas, James Cameron. Todo está ahí. Méliès hizo lo que nosotros hacemos con ordenadores, pantallas verdes y efectos digitales, solo que él lo hizo con una cámara en su estudio”, dijo Scorsese durante el estreno de la película.

2. LA ESPOSA Y EL PERIODISTA
Otros personajes que también existieron en la vida real son “Mama Jeanne”, cuyo nombre verídico fue Jeanne d’Alcy, y René Tabard, el hombre que le devolvió la popularidad a Méliès. Este último en realidad era periodista, director de Ciné-Journal, y se llamaba Léon Druhot.

3. EL AUTÓMATA
Otro personaje clave en la historia de “Hugo” es el autómata, un robot que se inspiró en una creación real de Jaquet-Droz. Entre 1768 y 1774, Droz, un relojero suizo, ideó una familia mecánica que desempeñaba tres funciones específicas: el músico, el dibujante y el escritor. En la actualidad, dichos artefactos, considerados los ancestros de las computadoras actuales, son expuestos en el Museo de Historia y Arte de Neuchâtel (Suiza). Allí, fueron vistos por Brian Selznick, autor del libreto original de “Hugo”, quien los adaptó a su historia.

4. LA ESCENA DEL RELOJ
Uno de los momentos clave de la película está inspirado en una escena clásica del cine, la escena de Harold Lloyd colgando de un reloj en ‘El hombre mosca’. Según contó Sacha Baron Cohen, quien interpreta a un inspector de la estación de trenes en el filme, los actores del elenco tuvieron una labor de documentación sobre el estilo físico de comedias de la época.

“Martin quiso que yo le echara un vistazo a los cómicos del cine mudo, lo cual resultó muy interesante. Hacían cosas brillantes, gente como Keaton y Chaplin. Sí, descubrí a un completo desconocido llamado Charles Chaplin, creo, y su trabajo es muy interesante y ciertamente vale la pena echarle un vistazo”, indicó Baron Cohen.

5. EL HOMBRE EN LA LOCOMOTORA
Otra referencia a un clásico del cine se da en uno de los sueños de “Hugo”. El niño ve a un hombre en una locomotora recreando una escena de Buster Keaton, otra leyenda del cine mudo. En este mismo episodio se hace alusión a Jean Gabin en el filme “La bestia humana” de Jean Renoir.

6. EL CINEASTA QUE FALTABA
La participación de Christopher Lee en el filme también tiene una intención. La figura del veterano actor es asociación automática con las mejores épocas del cine y Scorsese lo sabe. “En esta película pude trabajar por fin con Christopher Lee, que es uno de mis actores favoritos desde hace 50 o 60 años”, declaró Scorsese.

Mientras Lee sostenía que en su larga trayectoria solo le hacía falta un cineasta en su lista: “No es por adular a Martin, pero le dije: ‘Probablemente tengo más títulos de crédito que ningún otro actor vivo, o eso me han dicho. Pero siempre me ha parecido que mi carrera no estaría completa del todo a menos que hiciese una película contigo, porque he trabajado con John Huston, Orson Welles, Raoul Walsh, Steven Spielberg, Tim Burton, Peter Jackson y muchos, muchísimos más, pero nunca contigo’. Ahora aparece esta historia, y obviamente hay algo para mí. ¡Por fin!”.

7. EL TREN DESCARRILADO
Una secuencia onírica de la película representa el espectacular descarrilamiento de un tren. El hecho ocurrió en la vida real en el año 1895. El suceso es recordado como “la ruina en Montparnasse”. Todos los pasajeros del tren sobrevivieron. Hubo cinco heridos: dos pasajeros, el bombero y dos tripulantes. Sin embargo, el concreto que se desprendió durante el descarrilamiento mató a una mujer que transitaba por una calle. El accidente fue causado por un freno averiado. El conductor fue sancionado con 50 francos y llevado a prisión por dos meses.

8. JAZZ EN LA ESTACIÓN
Django Reinhardt, el virtuoso guitarrista belga, es homenajeado en “Hugo”. El músico, interpretado por Emil Lager, aparece tocando en la estación de trenes donde se desarrollan varias escenas del filme. Otros personajes históricos que aparecen brevemente en el filme son Salvador Dalí y James Joyce.

9. EL CAMEO DE SCORSESE
Y si de apariciones especiales se trata cabe mencionar la que hace Scorsese como un espontáneo fotógrafo que retrata a George Méliès.

10. EL LIBRO
El libro que Monsieur Labisse (Christopher Lee) le obsequia a “Hugo” casi al final de la película es “Robin Hood, el proscrito”, una versión de Alexandre Dumas basada en el trabajo de Pierce Egan que inicialmente estaba destinada a ser una traducción al francés del escrito en inglés. La entrega del libro es simbólica, ya que Hugo se ve obligado a evitar las fuerzas de la “justicia” para sobrevivir.