Voz de Gokú: "Creo que soy el mejor actor de doblaje del mundo"

Mario Castañeda dobló también a Kevin Arnold de ‘Los años maravillosos’. Contó a elcomercio.pe detalles de su rol en ‘Dragon Ball Z’

SONIA DEL ÁGUILA (soniahafid)
Redacción online

Dobló la voz adulta de Kevin Arnold en la serie estadounidense ‘Los años maravillosos’, también ha otorgado su voz a personajes protagonizados por Bruce Willis, en “El quinto elemento”, “Armagedón”, “Mira quién habla” y en la serie de televisión “Luz de luna”. Ha doblado a Jim Carrey en “Ace Ventura: Detective de mascotas”, “Mentiroso, Mentiroso” y “Todopoderoso”. En dibujos animados es conocido por dar voz a Iron Man y en series de TV por ser la voz de MacGyver. La lista es aún más larga.

Sin embargo, el rol que llevó al actor y director mexicano de doblaje Mario Castañeda a la cúspide de la popularidad, para ubicarlo en un sitial importante entre los actores de doblaje en el mundo, fue Gokú de adulto. Personaje principal de los animes Dragon Ball, Dragon Ball Z, Dragon Ball GT y del esperado filme, ‘Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses’, que este jueves se estrena en Perú, en medio de gran expectativa.

Mario lleva tres décadas prestando su voz a los personajes más relevantes del cine y la TV mundial. Está convencido que su éxito en el doblaje no es cuestión de suerte, sino de una ardua preparación sumada a un gran talento. Por ello, no titubea al asegurar que cree que es el mejor actor de doblaje del mundo.

¿Consideras que existe una cultura de doblaje?
Creo que sí, creo que existe una cultura que considera al doblaje algo bueno y útil y que lo prefiere al original. Creo que el mundo del doblaje del animé es el caso más explícito, donde los actores y actrices llegan a ser considerados como rock stars por los fans.

¿Cómo y cuándo incursionas en el tema del doblaje? ¿A qué edad?
El doblaje es una especialidad de la actuación, que es mi vocación y carrera. Empecé a trabajar como actor y en doblaje en 1983. Tenía 20 años de edad.

¿Cuál fue el primer personaje que doblaste?
Ambientes y pequeños papeles, como todos los actores que empiezan.

¿Consideras que las películas que son dobladas destruyen el original?
No, el original sigue existiendo, nadie lo toca, porque si quieres verlo está ahí. El doblaje es una versión nueva, que se basa en el original, pero sufre algunos cambios, por la idiosincrasia de cada país.

Tu voz ha doblado, además de Gokú, a notables personajes, como Kevin Arnold de “Los años maravillosos” o Iron Man. ¿Eres consciente de cuán valiosa es?
Tan valiosa como cualquier voz que trabaja. Es mi medio de vida.

¿Cuántos años tenías cuando doblaste a Kevin Arnold?
Lo grabé de 1987 a 1993. Tenía 24 años.

¿Es verdad que, en un inicio, rechazaste doblar a Gokú en Dragon Ball? ¿Fuiste elegido a través de un ‘cásting’?
No hubo cásting, me eligió la directora de doblaje de Dragon Ball, Gloria Rocha. Consideró que reunía las características necesarias para doblar a Gokú. Pero el doblaje es muy difícil, me daba flojera pensar en doblar anime, además, sabía que Gokú era famoso y Laura Torres era la voz que lo había hecho famoso. Pensaba que la gente me iba a odiar, por eso lo rechacé. Luego cambié de opinión.

¿Cómo tiene que ser el lenguaje del doblaje? ¿Cómo fue en el caso de Dragon Ball?
El lenguaje tiene que ser neutro para que 28 países diferentes lo entiendan. Además, no puede ser grosero porque muchos niños lo van a ver. Se permite cierta libertad en el uso de ofensas, como “sabandija”, “insecto”, entre otras.

¿Qué tiene Gokú de ti? ¿El estilo para doblar a Gokú te fue impuesto
De mí tiene muy poco o nada. Gokú tiene una personalidad muy diferente a mí. Es inocente, honesto, infantil, bien intencionado, puro…, solo un dibujo puede ser así, los seres humanos tenemos mucho de blanco y negro. El estilo no me fue impuesto, simplemente es la esencia de Gokú. Él es así.

Los niños, sobre todo los más pequeños, creen realmente que eres Gokú. ¿Alguna vez te has sentido ese personaje?
No, eso es parte de los fans. Yo sé perfectamente quién soy y lo que soy: un actor que interpreta a Gokú.

¿Cómo es actualmente tu relación con los niños? ¿Recuerdas algún anécdota con un fan?
Es muy buena y cercana. Las preguntas que hacen los niños, muchas veces, son increíbles. A veces me han preguntado por qué no uso el traje rojo y azul, jajaja. Creen que soy Gokú.

¿Qué es lo más idóneo, que un doblaje lo haga un personaje conocido o alguien que domine la técnica?
Que lo haga alguien que pueda hacerlo bien y creíble, ya sea alguien conocido o no. Además, esa es una decisión del cliente, del dueño del producto.

¿Qué es lo más difícil para construir un doblaje?
Crear el mundo de imaginación en tu mente, que le va a dar el sustento que lo hace verdadero, si tú no lo crees, nadie lo va a creer.

¿Qué personaje, que aún no has doblado, te gustaría doblar?
He sido afortunado, siempre me he salido con la mía, he doblado a quien he querido.

¿Te identificas con algún personaje al que le has puesto la voz?
Con nadie en realidad, todos tienen algo de mí, pero no me identifico con ninguno. Y me encanta todo lo que hago.

¿Es verdad que te consideras el mejor actor de doblaje del mundo?
Siempre he creído que tienes que confiar en ti al cien por ciento, para que lo que haces sea perfecto. Si yo lo creo, la gente también lo va a creer. No importa si lo soy o no, siempre que lo crea.

¿Qué proyectos de doblajes tienes y si tienes en agenda volver al Perú?
Actualmente doblo en Boardwalk Empire, True Blood, Elementary, Cheias de Charme, etc. Y este año no será posible regresar a Perú, tal vez el 2014.