Cinco trucos de grandes guitarristas que deberías tomar en cuenta

Varios de los genios de las cuerdas han revelado los secretos de su sonido. Aquí repasamos algunos de ellos

MELVYN ARCE RUIZ (@Estenopeica)
Redacción Online.

Paco de Lucía, Yngwie Malmsteem y Slash llegarán próximamente a Lima. La coincidencia de tres genios de la guitarra tocando en nuestra capital en fechas cercanas nos sirve como excusa para repasar algunos de los trucos que han revelado otros prodigios de este instrumento. ¿Tocas guitarra?, ¿te gustaría hacerlo? Aquí te dejamos algunos consejos de los mejores para seguir avanzando con tu aprendizaje:

1. LA AFINACIÓN ABIERTA
Aprende aquí cómo afinar tu guitarra así

¿Te ha pasado que tocas una canción con los mismos acordes que un músico pero no suena tal cual? Eso pasa porque estás en la afinación incorrecta. Las guitarras suelen afinarse siguiendo este orden Mi, La, Re, Sol, Si y Mi, pero hay quienes lo varían para lograr un sonido propio. Keith Richards, por ejemplo, usa la afinación abierta en sol, también conocida como la Open G. Lo que hacen Richards y otros músicos como Joni Mitchell y Laura Marling, es bajarle el tono a algunas cuerdas hasta que queden así: Re, Sol, Re, Sol, Si, Re. El guitarrista de los Rolling Stones le dedica varias páginas de su libro biográfico “Life” a esta técnica.

“La belleza, la opulencia de la afinación abierta en sol con cinco cuerdas para una guitarra eléctrica es que solo tienes tres notas (las otras dos son repeticiones la una de la otra con una octava de diferencia) (…) Algunas cuerdas suenan durante toda la canción, hay una especie de zumbido de base todo el tiempo y, como la guitarra es eléctrica, reverberan solo tres notas, pero gracias a las diferentes octavas se llenan por completo con sonido el hueco entre las notas de abajo y de arriba, te da una resonancia y un sonido preciosos”, se lee en el libro del músico.

2. QUÍTALE UNA CUERDA
Otro truco de Keith Richards es tocar solo con cinco cuerdas. Y lo hace precisamente porque suena mejor con la afinación abierta que ya vimos en el punto anterior y le imprime un estilo propio a su sonido.

Waddy Wachtel, que tocó con Richards en los X-pensive Winos, relató en alguna ocasión la vez en que vio por primera vez a Keith prescindiendo de la sexta cuerda:

“Era a principios de los setenta y yo había ido a Inglaterra con Linda Ronstadt. Total, que llego a casa de Keith Richards en Londres y tiene una Strat en un soporte con cinco cuerdas solamente. Y yo le digo:

-¿Qué le ha pasado a la Strat esta? ¿Cómo es que la tienes así?
-Precisamente es el rollo en el que estoy.
-¿El qué?
-¡Cinco cuerdas! La afinación abierta con cinco cuerdas en Sol”.

3. POCAS NOTAS
Para ser un gran guitarrista no es necesario utilizar los acordes más complejos o la mayor cantidad de notas. La clave es la simpleza. Muchas de las canciones de John Lee Hooker, Howlin’ Wolf y Bo Diddley, por ejemplo, son de un solo acorde y, si analizamos los solos de BB King, nos daremos cuenta que repetía constantemente un segmento en su guitarra. Este segmento, al que se le conoce como “BB Backs”, consiste en tocar las cuerdas entre el final y el inicio de la escala pentatónica mayor y menor. A BB King le bastan las cinco notas en esta sección para hacer grandes solos.

4. UNA HOJA DE PAPEL
Mira este truco aquí

Puede que su voz haya calado más en tu memoria que su guitarra, pero sin lugar a dudas esta tenía un sonido muy especial. Durante la grabación de “I Walk The Line”, por ejemplo, utilizó una hoja de papel para conseguir un efecto como de tambores en el fondo sin necesidad de utilizar alguno de ellos. Lo que hacía Johnny Cash era pegar una hoja detrás de las cuerdas y al momento de rasgar lograba ese chirrido que algunos conocen como “efecto boom-chicka-boom” o los “snare drum”.

5. LA PRACTICA
“Deja de tocar la guitarra un día y lo notarás tú. Deja de tocar la guitarra dos días y lo notará tu banda. Deja de tocarla tres y empezará a notarlo el público”, es una frase que suele atribuírsele a Jimmy Page y que reafirma una idea que es básica para cualquiera que se haya propuesto reto alguno: la practica lo es todo. Si no practicas no consigues nada, pero acá viene el consejo con el que cerramos esta lista: tampoco exageres. Joe Satriani, que se presentó en nuestra ciudad en 2008, aconseja no practicar por más de una hora: “Tu cerebro solo puede retener nueva información hasta decir “basta”. Los científicos han estudiado los cambios que se producen en el cerebro cuando una persona aprende algo nuevo. Han encontrado que se necesita un tiempo para que el cerebro se recupere antes de poder procesar la nueva información. Así que limitarse a una hora al día en todo lo que sea nuevo o especialmente difícil”, declaró Satriani.

Y tú, ¿tienes algún consejo para tocar la guitarra?