Los hombres dan risa en “El santo convento”

Los chicos del programa de humor de América TV hablan del matriarcado impuesto por las monjas

Los hombres dan risa en “El santo convento”

Por Ana Valenzuela

“¡El matriarcado nunca terminará!”, dice convencido Armando Machuca, mejor conocido como el Capitán Coyote, acerca del motor que pone en marcha “El santo convento”, programa de humor que en esta tercera temporada presenta un especial contrapunto entre las monjas y sus inquietos pretendientes.

“El liderazgo de las mujeres, las relaciones de pareja y las obsesiones femeninas son el encanto del programa”, remarca Machuca, cuyo personaje se sirve de los recursos de la improvisación, procura huir de las tentadoras propuestas de Sor Rita (Patricia Portocarrero), así como de las nuevas vecinas, que viven en su mismo edificio.

Otro convencido de la importancia de las mujeres en el programa realizado por July Naters es el inquieto Germán Loero , quien no tiene reparos en trasladar la necesidad del sexo opuesto en su vida diaria. “Me siento muy cómodo trabajando con mujeres. Si no hay una mujer a mi lado que me guíe, entonces soy un desastre”, señala el popular Marce en la ficción, que ha conseguido hacerse de un lugar importante entre los programas más vistos del domingo.

Para delinear mejor el equipo de muchachos y equilibrar la contraparte con sus respectivas parejas, en esta entrega se cuenta, además, con la presencia permanente de los actores Roger del Águila y Franco Cabrera, quienes ya aparecieron en capítulos de la segunda temporada.

Eso sí, no se debe perder de vista que el tema de los roles del hombre y de la mujer no es el único tema tratado en “El santo convento”, pues el equipo, amparado en un fino humor, muestra problemas como los desórdenes en alimentación, el consumo de fármacos y las dificultades económicas que más de un ciudadano de a pie debe afrontar a diario.

UN DÍA COMÚN
Es un día común de grabación y los actores de “El santo convento” parecen divertirse sobre el escenario. Existe un guion, pero está descartado aprenderse cada párrafo de paporreta y lo que es mejor todos tienen la plena libertad de enriquecer cada escena con sus improvisaciones, que a veces llegan cargadas de comentarios sobre lo que sucede en la producción de América TV.

Así marcha el programa de humor, que está vez, a diferencia de otras oportunidades, estará dedicado a descubrir quiénes son los muchachos que cada domingo, a las 7 de la noche, se las ingenian para poner de vuelta y media a las irreverentes monjas.

UNO POR UNO
Empecemos por el más experimentado del grupo, Armando Machuca, quien junto con July Naters y Saskia Bernaola ha creado al popular Capitán Hermenegildo Coyote, un policía que busca destacar cualidades a veces olvidadas por los uniformados.

“Hermenegildo es el nombre de mi abuelo que era marino, el apellido Coyote es por el correcaminos que lucha y lucha por alcanzar su objetivo, por más tonto que este sea. Además, destaca la nobleza y la rectitud llevadas al extremo, condimentadas con un poco de mi estupidez personal”, dice Machuca, quien nos cuenta cómo ha evolucionado su personaje en la ficción.

“El capitán Coyote ha cambiado, para su desgracia y el placer de la audiencia. Ahora es un poco más histérico, debido a la presión femenina y a veces no entiende si está en “El santo convento” o la dimensión desconocida”, añade sin perder la chispa el actor.

Otro integrante del clan de los chicos es Germán Loero, quien desde el 2009 da vida al escurridizo Marce, la obsesión de Sor Bete (Saskia Bernaola) y en esta nueva entrega parece ser el blanco de los golpes del elenco. “Me han dicho que nací para recibir golpes por eso me dan de alma”, comenta el integrante de la recordada serie “Así es la vida”.

El encargado de ponerle música y trasladar el sabor de las calles al set es el reggaetonero Daddy Ricky, personaje interpretado por Franco Cabrera, un joven actor egresado de la escuela de Patacláun. “Escuché el nombre de mi personaje y pensé en Daddy Yankee, el acento lo saqué de él y el swing de René de Calle 13. La pinta sí es de Tego Calderón. A Daddy Ricky lo complementa una mujer rellena como Sor Rento Katia Palma, pero en realidad está tras de todo lo que tenga pulso”, señala el popular “Chachota”, quien los días de grabación debe llegar unos minutos antes para que el equipo de maquillaje se encargue de batir su ensortijada melena.

El cuarteto se completa con un antiguo integrante de las narices rojas, Roger del Águila, cuyo nombre en la ficción es el mismo que lleva en su DNI y muchas situaciones en la serie tienen como inspiración pasajes de su vida.

“Exactamente no soy así pero este Rogerín tiene cosas mías. Por ejemplo, en la vida real he sido enamorado de Saskia, ahora somos amigos. En el programa soy el que les alquila el departamento a las monjas y a los chicos. Además, me quiero levantar a muchas chicas. En eso mi personaje no tiene ningún parecido conmigo”, dice sonriente Roger, quien se reencuentra en esta producción con parte del equipo que trabajó con él en el espacio de humor “Patacomix”.

UNA SONRISA SINCERA
Haber conseguido desplazar en más de una ocasión a los programas periodísticos del domingo llena de orgullo a todo el equipo de “El santo convento”, pero los compromete, sobre todo, a continuar con un humor que no caiga en la chabacanería. “El peruano pide un humor nuevo. Por eso cada capítulo del programa es un riesgo, pues buscamos siempre diferentes códigos de humor”, dice el inquieto Machuca.

Otra clave que no pierde de vista el actor y considera importante para el éxito de la serie es el compañerismo y complicidad que comparte el elenco y equipo de producción, que deben disimular durante la grabación las risas que generan las parodias.

“Las chicas son mis amigas, hermanas, novias, amantes y suegras hace más de ocho años y los chicos casi lo mismo. Este humor parte del placer de jugar y uno juega con placer con sus mejores amigos”, añade el popular capitán Coyote.

Tras esta breve pausa, los actores continúan se confunden en la media docena de puertas de la colorida escenografía instalada en el estudio 4 de Barranco.

PERFILES
NOMBRE: Roger del Águila.
EDAD: 34.
TRAYECTORIA: Egresado de las filas de Patacláun, participó en el programa de humor “Patacomix” (2003). Ha sido parte del programa “Habacilar” y el año pasado fue convocado por el equipo de “El santo convento”.

NOMBRE: Franco Cabrera.
EDAD: 23.
TRAYECTORIA: Estudió Artes Escénicas en la Universidad Católica. Llevó talleres de improvisación de Patacláun. Ha participado en el comercial de una conocida cerveza como ‘El Chacota’ y en el 2009 se sumó a “El Santo convento”.

NOMBRE: Germán Loero.
EDAD: 30.
TRAYECTORIA: Empezó en 1998 en “Taxista Rara”. Adolfo Chuiman y Efraín Aguilar lo descubrieron. Luego entra a “1000 oficios” (2004 – 2008). Estuvo en “Así es la vida”. Ahora es parte del elenco de “El santo convento” y “América Kids”.

NOMBRE: Armando Machuca.
EDAD: 34.
TRAYECTORIA: Egresado de la escuela de Patacláun. Ha participado en campeonatos internacionales de improvisación. Fue parte del programa “Mad Science” (2004-2006) .Desde el 2007 es parte de “El santo convento”.