Paul McCartney encandiló a miles de fanáticos en un histórico concierto

“Estoy muy contento de estar en Perú” y “¡Viva el Perú, carajo! expresó el ex Beatle en momentos distintos en el escenario

(Foto: Musuk Nolte / Video: ATV)

Fue una noche histórica, inolvidable, para contársela a los hijos y nietos. Miles de fanáticos disfrutaron del concierto de Paul McCartney en el estadio Monumental de Ate, que lució casi repleto.

Mientras esperan la salida de su ídolo, los asistentes empezaron a hacer olas con las manos. Pero grande fue la euforia cuando apareció Paul a las 9:35 p.m. La ovación fue la más grande no vista antes en otro concierto en el Perú. La gente empezó a corear el nombre del artista, que vistió un pantalón azul, camisa blanca y un saco azul claro.

POR FIN ESTOY EN PERÚ
El primer tema del esperado espectáculo fue “Hello goodbye”, que data de la época de The Beatles. Luego, en su saludo al público, expresó muy emocionado: “Hola Perú, por fin estoy en Perú, estoy muy contento de estar en Perú”.

“Esta noche trataré de hablar en español, pero obviamente lo haré más en inglés”, dijo más adelante. El Monumental ‘explotó’ también cuando se escuchó del autor de “Let it be” un “¡Viva el Perú, carajo!”.

A la primera canción, le siguieron otras como “All my loving”, de The Beatles, “Jet”, recordando a Wings, y luego más del cuarteto de Liverpool como “The long and widing road”, “When I´m 64”, “Let´m in”, “And I love her” y “Ob-la-di, Ob-la-da”.

Todo el concierto fue sin duda un momento especial; pero los gritos de fascinación se escucharon más cuando le dedicó “Heart today” a su fallecido compañero John Lennon; tras interpretar “Hey, Jude” y flamear una bandera peruana, y al cantar el inmortal tema “Yesterday” siendo seguido de manera impresionante por todos sus fanáticos en el estadio.

“Helter Skelter”, “Sargent Pepper” y “The end” fueron los últimos regalos que le dio ‘Macca’ al Perú, cerrando a lo grande una fascinante velada de más de dos horas que sin duda quedará registrada en la historia de los conciertos en el Perú.