Un barco ruso lleva dos días varado entre trozos de hielo

Tres barcos rompehielos realizan las operaciones necesarias para rescatar a la nave que lleva 74 personas a bordo en pleno océano Ártico

Un barco ruso lleva dos días varado entre trozos de hielo

Una expedición que se dirigía a la base francesa de la Ántartida, Dumont D’Urville, se halla detenida desde hace dos días en medio del océano más frío del mundo.

Lo que impide avanzar al barco ruso Akademik Shokalskiy son grandes masas de hielo que es básicamente el óceano Ártico solidificado. La tripulación que viaja en el barco suma 74 personas, entre turistas, científicos y operarios de la embarcación, reportó la agencia EFE.

Pese a encontrarse en lo que muchos calificarían como una situación extrema, los pasajeros están manejando la situación bastante bien. En una entrevista con el canal ABC, el científico australiano Chris Fogwill reveló haber disfrutado de una gran cena navideña el día en que quedaron varados en el mar de la Antártida.

El navío de bandera rusa, desde hace dos días rodeado de hielo, se localiza a unos 2.778 kilómetros al sur de la ciudad australiana de Hobart y cerca de la base francesa Dumont d’Urville, situada en el sureste del continente helado, reportó la cadena local ABC.

Las faenas de rescate se iniciaron el día en que reportaron su inmovilidad. Tres barcos rompe hielos realizan las tareas necesarias para acercarse a la embarcación y abrirles paso.

El líder de la expedición, Chris Turney, indicó que espera que el primero de los rompehielos llegue a la zona la tarde del 27 (en la Antártida ya son las 4:45 p.m. del 27 de diciembre).

Una vez rescatados, “nosotros nos dirigiremos al norte, seguiremos recogiendo muestras (científicas), continuaremos con nuestras mediciones mientras sigamos navegando y después nos dirigiremos a la isla Macquarie”, declaró Turney a la emisora local ABC.

La tripulación busca rememorar la expedición que hizo hace un siglo Douglas Mawson en la Antártida y también una expedición científica.


Tags relacionados

Barcos

Hielos

Antártida

Rusia