"Arresten a Bush por violación de derechos", pidió Amnistía Internacional a Canadá

No obstante, el Gobierno canadiense dejó en claro que había escasas posibilidades de que sus funcionarios detuvieran al ex mandatario

"Arresten a Bush por violación de derechos", pidió Amnistía Internacional a Canadá

Amnistía Internacional instó ayer a Canadá a detener al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush por violaciones a los derechos humanos cuando visite la provincia de Columbia Británica a finales de este mes.

Alex Neve, jefe de la sede canadiense de Amnistía Internacional, dijo que Bush había autorizado el uso de técnicas de tortura como el submarino durante su etapa como presidente, que se extendió del 2001 al 2009.

El Gobierno conservador de Canadá no respondió a solicitudes previas para detener a Bush, que ha hecho por lo menos dos viajes a Canadá desde que finalizó su segundo mandato de cuatro años.

BUSH, CULPABLE PARA AI
“George W. Bush es responsable de una amplia gama de violaciones a los derechos humanos en particular torturas que constituyen delitos bajo el derecho internacional”, dijo Neve en una rueda de prensa.

“Bajo las leyes internacionales y nacionales, las autoridades canadienses deben lanzar una investigación criminal contra el ex presidente, arrestarlo (…) y comenzar un proceso en su contra”, agregó.

En febrero, grupos de derechos humanos dijeron que Bush canceló una visita a Suiza debido a la amenaza de acciones legales en su contra por presuntas torturas.

Bush defiende el uso del submarino que simula la sensación de ahogarse como un método clave para evitar una repetición de los ataques del 11 de setiembre contra Estados Unidos.

CANADÁ DESESTIMA LLAMADO
Canadá hizo caso omiso a un llamado hecho el miércoles por Amnistía Internacional para arrestar al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush por violaciones a los derechos humanos, y dijo que la organización estaba participando en maniobras baratas.

El Gobierno conservador de Canadá dejó en claro que había escasas posibilidades de que sus funcionarios arrestaran a Bush, que ha hecho por lo menos dos viajes a Canadá desde que finalizó su segundo mandato de cuatro años.

“Amnistía Internacional recoge casos selectivos para dar a conocer sobre la base de una ideología. Este tipo de truco ayuda a explicar por qué tantos abogados respetados de derechos humanos han abandonado Amnistía Internacional”, dijo el ministro de Inmigración canadiense, Jason Kenney.