Dos policías de Trujillo acusados de cobrar coima irán a prisión preventiva

A André Leonardo Castillo Villafán y Julio César Cárdenas Sánchez se les imputa el cobro irregular de S/. 500 a un taxista

Dos policías de Trujillo acusados de cobrar coima irán a prisión preventiva

LUIS PUELL ZAPATA
Corresponsal

El Juzgado de Investigación Preparatoria de La Esperanza dictó prisión preventiva contra dos agentes del Escuadrón de Emergencia Norte de la Policía de Trujillo, acusados de pedir S/. 500 a un taxista para devolverle sus documentos y pertenencias.

Durante la audiencia, la defensa de los policías solicitó comparecencia restringida, debido a que nunca se les encontró el supuesto dinero producto de la coima. Sin embargo, el juez ordenó que los suboficiales André Leonardo Castillo Villafán y Julio César Cárdenas Sánchez pasen los próximos nueve meses en prisión mientras duren las investigaciones.

Los hechos materia de investigación ocurrieron la tarde del sábado. Según la propia versión de Santos José Cárdenas Flores, de 28 años de edad, él conducía un taxi Chevrolet Sail negro por la urbanización Manuel Arévalo en el distrito de La Esperanza. En ese momento lo intervino un patrullero y, tras pedirle sus documentos personales, los policías le pidieron que los siguiera.

Después de unas cuadras, el patrullero se detiene, se baja el suboficial Julio Cárdenas, lo obliga a salir del taxi, lo sube al patrullero y le quita las llaves.

En el vehículo policial, a Santos Cárdenas le quitaron S/. 220 que tenía en la billetera, S/ 50 que llevaba en la mano, sus celulares, el brevete y la licencia para portar armas. “El policía [André] Castillo, después de quitarme mi celular, mi plata y mis papeles, me pidió que para devolvérmelos le diera S/. 500, delante de su amigo policía, y me dijo [el mismo Castillo] que si yo quería recuperar mis cosas lo llamara al celular 975315327”, se lee en su manifestación fiscal.

OPERACIÓN ENCUBIERTA
Santos Cárdenas cuenta además que luego llamó a su abogado para contarle lo sucedido y denunciaron el hecho ante la Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios para iniciar la operación en cubierta.

Los policías le dijeron que los esperaban por el estadio de La Esperanza, pero luego le dijeron que vaya al cruce de las avenidas Indoamérica y Cahuide, en el distrito de La Esperanza, donde los esperaba con un agente encubierto.

Santos Cárdenas se bajó del carro y se acercó al patrullero y les entregó los S/. 500 y les devolvieron su brevete y su permiso de portar armas. Luego se procedió a la captura de los dos agentes.