EE.UU. coloca en su temida lista negra a empresario peruano por lavado de dinero

El empresario Luis Santiago Calle Quirós es vinculado a una red internacional que blanquea narcodólares de una mafia colombiana

EE.UU. coloca en su temida lista negra a empresario peruano por lavado de dinero

RODRIGO CRUZ ARANA @rcruza

Un peruano acaba de ingresar en la lista negra del narcotráfico internacional. Ayer, mediante un comunicado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a Luis Santiago Calle Quirós como asociado de una importante red de lavado de dinero del narcotráfico, con operaciones en España, Colombia y el Perú, entre otros países.

Calle Quirós, que actualmente reside en España, tiene 48 años y es hijo de un ex embajador del Perú en dicho país. Nació en Madrid y tiene doble nacionalidad. Según la corresponsal de El Comercio en España, Yolanda Vaccaro, él y su esposa –la española María Paloma Rodríguez Badillo– son habituales invitados a las recepciones que se celebran en la embajada peruana en Madrid.

La investigación de las autoridades de Estados Unidos señala como cabecilla de esta red al colombiano Isaac Perez Guberek Ravinovicz, que en julio de este año fue acusado formalmente por la Fiscalía Federal del Sur de Florida de haber trabajado para ocultar millones de dólares de actividades ilegales.

EMPRESAS SEÑALADAS
EE.UU. sostiene que Luis Santiago Calle lava dinero a través de cinco de sus empresas. Dos de esas firmas tienen domicilio en España (Castizal SL y Textimax Spain) y tres en el Perú: Cartronic Group, Inmobiliaria Castizal y Ucalsa Perú.

“En coordinación con Guberek Ravinovicz, Calle Quirós y Rodríguez Badillo reunían dinero en efectivo procedente de la venta de narcóticos en sus oficinas en Madrid, España, y luego canalizaban el dinero de vuelta a cuentas controladas por Guberek Ravinovicz, quien utilizaba estos fondos para pagar a narcotraficantes en Colombia”, detalla el comunicado de EE.UU.

El Comercio verificó que Calle figura como directivo de las tres firmas peruanas, que tienen domicilio en el distrito de Miraflores. En Cartronic Group (que supuestamente ofrece servicios informáticos) figura como apoderado; en Inmobiliaria Castizal y Ucalsa Perú es gerente general. Este Diario visitó las direcciones declaradas de estas empresas en la Sunat y no encontró ninguna referencia a la actividad comercial que supuestamente desempeñan.

Luis Santiago Calle Quirós es hermano de Juan José Calle, gerente general del Jockey Plaza, quien también aparece como directivo de Inmobiliaria Castizal.

Este diario conversó ayer con el directivo del mencionado centro comercial, quien se mostró sorprendido con la acusación contra su hermano y aseguró no estar al tanto de esas actividades. Sobre su presencia como gerente de Inmobiliaria Castizal, dijo: “Lo único que tiene esa empresa es un departamento ubicado en Miraflores, comprado hace mucho tiempo. Yo no tengo nada que ver en esas operaciones”, enfatizó.

Intentamos comunicarnos con Luis Santiago Calle, pero su celular estaba apagado.

LA CONEXIÓN CON PERUVIAN AIRLINES
El empresario Luis Santiago Calle Quirós, de 48 años, es dueño de nueve empresas en Lima y cuatro en Madrid dedicadas a diversos rubros económicos. No ha participado en política, salvo como aportante de S/.41.625,00 para la campaña a la presidencia de Keiko Fujimori en el 2011, según pudo constatar la periodista de nuestra unidad de Investigación de El Comercio Fabiola Torres.

En el 2011, El Comercio reveló que Martín Ruiz Andia (como representante de Aztech Limited) se convirtió en el principal accionista de Peruvian Airlines, la compañía de César Cataño investigada en el Perú por lavado de dinero proveniente del narcotráfico. Otro de los socios de Inmobiliaria Castizal es Manuel Fernando Sotomayor de Azambuja, quien fue presidente de la Confiep en 1998.

De Sotomayor se sabe que constituyó la empresa Helicópteros Petroleros en el 2007, pero seis meses después la vendió a Luis Guillermo Ángel Restrepo, quien en los ochenta perteneció al círculo de confianza del narcotraficante Pablo Escobar y, luego, colaboró para su captura.