EE.UU. "Estamos comprometidos con la defensa de Corea del Sur"

Así reaccionó el Pentágono luego del intercambio de disparos entre Corea del Sur y Corea del Norte

EE.UU. "Estamos comprometidos con la defensa de Corea del Sur"

Corea del Sur puso a sus tropas en alerta máxima. (AFP).

Washington. Estados Unidos permanece atento a las tensiones entre Corea del Norte y Corea del Sur, que hoy intercambiaron disparos de artillería en la frontera, y sigue "comprometido" con la defensa de Seúl, según indicó un portavoz del Pentágono.

"Estados Unidos sigue de cerca la situación actual en la península de Corea. Estamos en estrecho contacto con nuestros aliados de la República de Corea (Corea del Sur) y continuamos comprometidos con su defensa", indicó el comandante Bill Urban, uno de los portavoces del Pentágono, en una declaración enviada a Efe.

"La seguridad de nuestro personal y sus familias es primordial tomaremos medidas prudentes para asegurar su bienestar", agregó Urban en la breve declaración.

El nuevo conflicto entre las dos Coreas comenzó cuando el Ejército Popular norcoreano disparó una ronda de artillería hacia el lugar donde se encuentra la unidad militar surcoreana de Yeoncheon, ubicada en la parte oeste de la Zona Desmilitarizada (DMZ) que divide a ambos países.

Corea del Sur, que detectó el ataque a través de sus radares militares fronterizos, no sufrió daños personales o materiales, pero sus Fuerzas Armadas respondieron con disparos de artillería de 155 milímetros hacia el Norte, aparentemente sin intención de causar daños en instalaciones militares o civiles del país vecino.

Este intercambio de disparos ha elevado a su máximo nivel en más de dos años la tensión militar en la península de Corea, que ya permanecía alta desde el pasado 4 de agosto.

Ese día dos soldados surcoreanos resultaron gravemente heridos por la explosión de tres minas antipersonales en las cercanías de la frontera con Corea del Norte.

Corea del Sur concluyó, tras una investigación, que las minas fueron colocadas en los días previos por soldados norcoreanos que, sin ser vistos, se habrían internado unos 440 metros en la parte surcoreana de la Zona Desmilitarizada (DMZ).

Por otra parte, Corea del Sur y EE.UU. iniciaron esta semana su mayor ejercicio militar conjunto estival, el Ulchi Freedom Guardian, con la participación de unos 80.000 soldados.

Estas maniobras también fueron objeto de amenazas militares por parte del régimen de Kim Jong-un.

Fuente: EFE