Egipto sigue desangrándose: 25 policías murieron en emboscada extremista

Dos vehículos de la policía fueron atacados con lanzagranadas en la ciudad de Rafah. Mira más sobre la violencia en Egipto aquí

Egipto sigue desangrándose: 25 policías murieron en emboscada extremista

Al menos 25 policías murieron y dos resultaron heridos hoy en un ataque extremista en la ciudad egipcia de Rafah, situada en la península del Sinaí y fronteriza con la Franja de Gaza, informaron fuerzas de la seguridad, mientras los islamistas planean protestas pese a las advertencias del Ejército.

Dos vehículos de la policía sufrieron una emboscada esta mañana y fueron atacados con lanzagranadas cuando se desplazaban desde Rafah en dirección oeste hacia la capital provincia de Al Arish.

Quienes habían sobrevivido en un primer ataque fueron obligados a salir de los autobuses, alineados y ejecutados, informaron fuentes oficiales. Tres supervivientes fueron llevados al hospital y su condición es crítica.

Las fuerzas de seguridad acordonaron los accesos entre la península del Sinaí y el resto del país tras el ataque y también cerraron el paso de Rafah con la Franja de Gaza.

Enseguida fueron enviaron refuerzos de la policía y el Ejército a Rafah y al área cercana de Sheij Zuweid.

En un ataque similar cerca de la ciudad en agosto del año pasado murieron 16 soldados. La región es considerada feudo de los salafistas y es continuamente escenario de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y quienes gestionan los túneles de tráfico de armas y bienes al territorio palestino de la Franja de Gaza.

La situación de seguridad ha empeorado desde el golpe militar del 3 de julio en que fue derrocado el presidente Mohamed Mursi.

NUEVAS MARCHAS
Por otro lado, una alianza islamista convocó para esta tarde manifestaciones para exigir la restitución de Mursi en la presidencia. La Alianza Nacional en Apoyo a la Legitimidad anunció marchas que partirán de nueve mezquitas de El Cairo en el marco de la denominada “Semana de la salida”.

Las marchas fueron convocadas después de que el Ejército emitiera una fuerte advertencia contra el empleo de violencia, después de que una manifestación de los Hermanos Musulmanes el viernes terminara con fuertes enfrentamientos con la policía en el centro de El Cairo.