Alcalde de Buenos Aires regresó a sus vacaciones mientras capital argentina sufre crisis energética

Mauricio Macri, incluso, intentó comprar las fotos que lo muestran viajando a Bariloche

Alcalde de Buenos Aires regresó a sus vacaciones mientras capital argentina sufre crisis energética

Mauricio Macri, alcalde de Buenos Aires, ha causado indignación en la población de la capital porque se fue de vacaciones a Bariloche mientras la ciudad se encuentra sumida en una crisis energética producto de la ola de calor.

El político, quien anunció su candidatura a la presidencia de Argentina en octubre, creyó prudente hacer un mero acto de presencia en la capital para decretar un asueto laboral desde el medio día a los trabajadores de la administración pública, y luego reanudar sus vacaciones en Bariloche.

Marcelo Martínez, fotógrafo freelance, capturó al gobernador llegando al aeropuerto. Luego de una serie de disparos con su cámara, Mauricio Macri se acercó a decirle sin rodeos: “yo te las compro y la dejamos acá”, aseguró Martínez, según cita el sitio web telam.com.ar

Macri llegó al aeropuerto internacional Teniente Luis Candelaria de San Carlos de Bariloche en un vuelo privado procedente de la Capital Federal para continuar las vacaciones junto a su familia en Villa La Angostura. Su arribo se produjo a las 9:00 p.m. del sábado.

Lo que quiere decir que el político solo estuvo de paso por la ciudad, coordinó el decreto en mención y lo dejó listo para que horas después, el domingo la alcaldía lo anunciara: los trabajadores estatales debían laborar solo hasta el mediodía de este lunes.

El fotógrafo le explicó al gobernador de Buenos Aires que no podría decirle para quién realizaba el trabajo periodístico, ni a quien se las vendería, y menos aún aceptar vendérselas. Marcelo Martínez decidió denunciar el comportamiento de Macri en los medios.

Mientras Macri, quien ha sido presidente del equipo de fútbol Boca Juniors durante doce años, enfrenta una ola de críticas por su comportamiento, la crisis energética que atraviesa Buenos Aires continúa.