Policías de Lima le seguían los pasos al coronel Linares desde hace 7 meses

Así como al ex jefe policial de Lambayeque, en el norte del país se investiga a 99 agentes del orden, a quienes se los acusa de diversos delitos

Policías de Lima le seguían los pasos al coronel Linares desde hace 7 meses

CORRESPONSALES

La invasión de un grupo de sujetos a las canteras de la comunidad campesina Santa Lucía de Ferreñafe, ocurrida el 18 de diciembre del 2012, abrió el camino para investigar y capturar al coronel PNP Jorge Linares Ripalda, ex jefe de la Segunda Dirección Territorial de la PNP de Lambayeque.

Reportes de inteligencia del grupo Génesis de la policía de Lima revelan que delincuentes con fusiles AKM expulsaron a los vigilantes de la comunidad y tomaron la garita de control de las canteras, ubicadas en el sector 4 de Mayo del distrito de Mesones Muro (Ferreñafe).

De estas canteras salen a diario decenas de volquetes cargados con materiales de construcción que se usan en Chiclayo.

El presidente de la comunidad campesina afectada, Hilarión Sono Rivas, denunció el hecho ante el grupo Génesis de Lima. Aseguró que los invasores pertenecían a una organización criminal autodenominada El Nuevo Clan del Norte.

El testimonio de un colaborador identificado con el código S30052013 reveló que el grupo de hampones también era integrado por agentes policiales en actividad. Estos se encargaban de proteger a la banda que tomó el control de la garita comunal.

Al comprobar que había pruebas suficientes, el grupo Génesis pidió hace siete meses, ante la Cuarta Fiscalía Especializada del Crimen Organizado de Lima, el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los criminales; entre ellos, el coronel PNP Linares y varios policías.

Meses antes, Linares había formado un grupo de al menos ocho agentes para supuestamente luchar contra extorsionadores. Lo integraban los suboficiales PNP Ángel Villanueva Pizarro, Fernando Peña García, Jesús Litano Zapata, Manuel García Bocanegra, Marco Chavesta Míñope, Arcenio Gonzales Santa Cruz, José Chávez Cabrera y Carlos Samamé Mendoza (todos ellos detenidos).

La manifestación del comisario de Ferreñafe, mayor PNP Romel Denis Tapia, incriminó más al ex jefe policial de Lambayeque. Este oficial aseguró que Linares recibía S/.4.000 semanales de Luz María Jiménez Mera ‘Lucha’, actual cabecilla de El Nuevo Clan del Norte, a cambio de que policías resguardaran la garita de las canteras que estaba en manos de los delincuentes.

Esta mujer es veterinaria y se encuentra prófuga. Es la pareja de Juan Carlos Vásquez Clavijo ‘Pepe Clavijo’, delincuente que está recluido en Challapalca.

EL CASO LLEGA A PIURA
Por otro lado, dos ex jefes de la Divincri de Piura y cuatro suboficiales que laboraron en esta dependencia y en la comisaría de Tacalá (distrito de Castilla) son investigados por colaborar con la banda La Gran Familia, que encabezó el chiclayano Ángel León Arévalo ‘Viejo Paco’, y que tiene una estrecha relación con El Nuevo Clan del Norte.