Corea del Norte desarrolla misiles con capacidad nuclear

Los proyectiles K-10 tienen un alcance de 200 kilímetros, suficiente para alcanzar a Corea del Sur

Corea del Norte desarrolla misiles con capacidad nuclear

Kim Jong-un, líder norcoreano (Foto: Reuters).

 

Seúl, EFE

Corea del Norte está desarrollando nuevos misiles capaces de acoplar ojivas nucleares, afirmaron hoy fuentes de inteligencia de la vecina Corea del Sur, que lo consideran un peligroso paso dentro del programa atómico del hermético país asiático.

"Hemos llegado a la conclusión de que están destinados a portar armas nucleares tácticas", indicó un funcionario de inteligencia de Seúl al diario local "Joongang", en referencia a los nuevos misiles K-10 que el régimen norcoreano ha venido probando desde mediados de agosto.

Se trata de la primera vez que el Gobierno de Corea del Sur asegura haber detectado un misil táctico de Pyongyang.

La fuente concretó que los K-10 tienen un rango de unos 200 kilómetros y en ellos el régimen de Kim Jong-un busca instalar pequeñas cabezas nucleares de 500 kg que causarían importantes daños sobre los objetivos a atacar, aunque la destrucción no sería comparable a la de una gran detonación atómica.

Estos misiles, que son versiones de los proyectiles soviéticos SS-21, usan combustible sólido y se lanzan desde plataformas móviles, lo que los hace difíciles de detectar y plantearían por tanto una seria amenaza a Corea del Sur, especialmente si se tiene en cuenta que Seúl está a escasos 60 kilómetros de la frontera.

Los expertos creen que Corea del Norte todavía no posee la tecnología necesaria para miniaturizar ojivas nucleares que puedan instalarse en estos misiles, aunque coinciden con las autoridades del Seúl y Washington en su apreciación de que lograr esa meta solo es cuestión de tiempo.

Pyongyang presentó su nuevo misil táctico el pasado 14 de agosto, mientras el sistema de lanzamiento múltiple que permite dispararlos se dio a conocer en mayo de 2013.

Corea del Norte realizó en los pasados meses numerosas pruebas con estos misiles entre las críticas de EEUU y Corea del Sur, si bien los dos aliados llevaron a cabo en paralelo sus propias maniobras militares rutinarias en la región.

Norte y Sur permanecen técnicamente enfrentados desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio nunca reemplazado hasta hoy por un tratado de paz definitivo.