Harvard descubre libro francés encuadernado con piel humana

Se trata de "Destinos del alma", escrito en el siglo XIX por Arsene Houssaye. Se usó el cadáver de un enfermo mental.

Harvard descubre libro francés encuadernado con piel humana

Este es el libro del siglo XIX encuadernado en piel humana.

Nueva York (Agencias)

Investigadores de la prestigiosa Universidad de Harvard anunciaron un sorprendente descubrimiento en un libro francés del siglo XIX: está encuadernado en piel humana.

"Pruebas han revelado que la copia de 'Des destinées de l'ame' (Destinos del alma) de Arsene Houssaye tiene sin duda una encuadernación de piel humana", señaló la Biblioteca Houghton, de la universidad, en un artículo firmado por la curadora asistente en libros modernos y manuscritos, Heather Cole, y referido por la agencia AFP.

"Científicos y curadores de Harvard analizaron la encuadernación utilizando varios métodos diferentes. Según el curador de Libros Raros Alan Puglia, las pruebas demuestran en un 99% que la encuadernación es de origen humano", agrega el texto.

El descubrimiento no es en realidad más que una confirmación, ya que en el interior del libro de Houssaye (1815-1896) había una nota manuscrita en la que se explicaba que la obra estaba encuadernada con "piel humana apergaminada".

"Un libro sobre el alma humana se merecía tener una vestimenta humana", justificaba ese escrito. 

De acuerdo con Cole, Houssaye ofreció "Destinos del alma" a un amigo, el doctor Ludovic Bouland, quien lo encuadernó "con piel del cadáver no reclamado de una enferma mental que murió de un ataque".

Según cuenta la AFP, las pruebas examinadas por los expertos de la Universidad de Harvard fueron tomadas de varias partes de la tapa, lomo y contratapa del libro, y analizadas mediante la técnica de huella peptídica, que coincidió con la referencia humana y permitió eliminar la posibilidad de que se tratase de otros materiales de encuadernación como la piel de oveja, cabra o ganado.

La Biblioteca Houghton se especializa en libros raros y manuscritos.