¡Ojo, Segura nos estafa!, por Aldo Mariátegui

El columnista habla sobre el nuevo paquete reactivador de la economía peruana y del ministro Alonso Segura

¡Ojo, Segura nos estafa!, por Aldo Mariátegui

El columnista criticó las medidas anunciadas la semana pasada por el ministro de Economía, Alonso Segura. (Foto: Alonso Chero / Archivo El Comercio)

Ya me parecía rara tanta generosidad del MEF en bajar impuestos... Veamos: a) Esto debió hacerse hace un año (Castilla resultó un “hueso”); b) Se ha bajado muy poco: debimos ir –¡de frente!– a 25% en tercera y a un ‘flat’ de 20% en cuarta y quinta categoría; c) Se va recién a aplicar a partir del 2015; d) Para que sea inmediato, debió aplicarse ya, como simplemente suspendiendo el pago del IR de cuarta y quinta de diciembre a mayo.

Pero la peor trampa del ladino de Segura es haber subido el impuesto a la repartición de dividendos de 4,1% a 6,8% para el 2015 a cambio de bajar –tan poquito, insisto– el Impuesto a la Renta empresarial. Y esa tasa a dividendos se va hasta 9,3% (¡qué ladrones!) al 2019: un robo para tapar la otra rebaja. Castigar dividendos es ir contra la creación misma de riqueza: ¡Segura resultó un socialista! ¡A ver qué inversión local y extranjera el Perú va a atraer así! ¡El Congreso no debe aceptar esto!

– Hernando de Soto está iniciando una segunda revolución con esta convocatoria a formalizar a los mineros informales de la costa y sierra (los que no contaminan, como los selváticos). Como bien ha descubierto HdS al conversar con ellos, “todos quieren ser Alberto Benavides de la Quintana antes que el Che Guevara”. A las masas hay que entenderlas y cooptarlas, no reprimirlas, nos dice HdS. Nadie se va a formalizar a un costo de US$88 mil y 3 años y medio de papeleo. “Conga va, con todos nosotros”, rezaba un cartel de esos miles de mineros que HdS convocó en Nasca, que él no tiene recelo o remilgos de meterse en medio de ellos para entenderlos y entenderse.

– Bien fresco mi brillante amigo Alfredo Bullard de intentar distanciarse filosóficamente del fujimorismo ayer en su columna. Bullard, fuiste muy alto funcionario –y cierto lejano ideólogo– del régimen. Y por varios años. En las buenas y en las malas, compadre. No vengas a hacerte un lejano observador exquisito y ajeno, que bien metido que estuviste en el ajo. No termines en pantomimas disforzadas, como Rosa María Palacios (mano derecha de los fujimoristas primer ministro Pandolfi y candidato edilicio Hurtado Miller), que nadie te la va a creer. Coherencia de aceptar donde se estuvo. No decepciones.

– Me contaron en Torre Tagle que el amigo Percy Medina, de la ONG IDEA, nos vetó –él mismo– a César Hildebrandt, César Lévano y a mí (¡jamás me imaginé estar en similar tesitura con ellos!) de una primera “lista corta” de invitados periodísticos a este reciente Encuentro de Formadores de Opinión Chile-Perú que le presentaron. ¡Gracias, Percy! Igual, ninguno de esos tres íbamos a ir: con los altos funcionarios chilenos mantengo una respetuosa y cordial distancia, porque los intereses de mi país no son los mismos que los de ellos (y Bachelet me parece una mediocre que no amerita un pesado viaje). Evidente, mi cosmopolita –¿y peruano?– Percy.