Gutiérrez: “Un tema clave es la corrupción de los invisibles”

El defensor del Pueblo reclama ser parte de las iniciativas contra la corrupción en el país

Walter Gutiérrez no quiere quedarse de lado en las iniciativas anticorrupción y señala a los invisibles. (Foto: El Comercio)

El defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, me dice que en Colombia o España sería un minimalista, porque allá sus homólogos meten sus narices en todo y acá aún se discute si la defensoría debe vérselas, por ejemplo, con la defensa del consumidor. Ahora, insiste en que, también, sin descuidar sus temas clásicos, debe zambullirse en la lucha anticorrupción.

—¿Cuál es el criterio por el cual la defensoría puede meter sus narices en el tema de la corrupción?
No solo puede, debe por mandato de la Constitución intervenir en los temas relativos a la buena marcha de la administración pública. Es verdad que históricamente no lo ha hecho porque el contexto era otro y otros temas reclamaban su atención. 

—¿El allanamiento y la orden contra Toledo bastan para decir que la fiscalía hace su trabajo?
Son acciones correctas. Pero ese es un ámbito de su actuación. Otro ámbito importante es ver cómo se garantiza la reparación que corresponde al Estado para que este no termine aún más afectado. Sería positivo que el fiscal informe periódicamente al país sobre estos puntos.
  
—La ineficiencia está asociada a la corrupción.
Están vinculadas y se revela cuando uno mira los contratos de 500 páginas y ve cláusulas inauditas que alguien preparado no firmaría y están firmadas. Como el contrato de Chinchero, que no precisa la tasa de interés. 

—¿Y la adenda?
No la conozco y debería. De ahí saltamos a otro tema.

—¡La transparencia!
Existe una ley, la 1224, que establece que el informe económico que sirve de base a estas APP es información confidencial. [Ha presentado una iniciativa legislativa para derogarla]. 

—¿Por qué es eso? ¿Para que los postores no conozcan los secretos del otro?
Ese fue el argumento: que si yo he hecho el diseño, no es justo que el señor compita con mi diseño. Pero una vez que entregamos la buena pro debiera ser público y sigue siendo confidencial. Yo creo, y lo digo sin ambages, que ni siquiera en la etapa de la postulación debería ser confidencial. La OCDE ha señalado que en esta etapa es donde se debe ser más transparente porque ahí se fabrica la corrupción. Un tema clave es la corrupción de los invisibles.

—¿Quiénes son?
Los que no toman decisiones pero participan de las decisiones. Por ejemplo, los asesores. 

—Gran tema: la corrupción de los invisibles.
Son invisibles con poder, son consultores que fabrican la información y participan de la decisión. La defensoría ha señalado que tiene que esclarecerse quiénes son esas personas que están en torno a quien toma las decisiones y que declaren sus intereses. 

—Algunos son gestores de intereses encubiertos.
Uno de los grandes problemas es que la ley de transparencia es letra muerta. El decreto legislativo que crea la autoridad de transparencia no tiene dientes. Pero en los hechos la defensoría es la autoridad de transparencia.

—La ley de lobbies también es letra muerta.
Hay que hacer otra ley. Son actores que no se visibilizan.

—¿Cómo afinar la capacidad del Estado para combatir la corrupción? ¿El gobierno podría pedir la disolución de Odebrecht como persona jurídica?
Puede hacerlo, pero no sé si convenga, habría que llegar a la fase judicial. Pero hay otras medidas para las que está plenamente facultada la procuraduría, que promueve los intereses del Estado y puede hacer sus propias investigaciones. Puede pedir medidas cautelares, revisar las transferencias de activos que se han hecho. Por ejemplo, la venta de una buena parte de Rutas de Lima a un fondo de inversión, no estamos seguros de que sea una venta perfecta. 

—Duberlí Rodríguez dice que el principal problema del Poder Judicial es la lentitud y no la corrupción. ¿Está de acuerdo?
Están vinculadas. La lentitud es el telón de fondo de la corrupción. Se retrasan los procesos para decirte: “Si quieres que yo lo apure”. Ahí viene la corrupción. 

—¿Resolvió sus problemas de paz interna?
 Hubo un problema de comunicación pero la defensoría ha ratificado a su personal. Es su gran capital.

MÁS EN POLÍTICA... 

 


Tags relacionados

Defensoría del Pueblo