Carmen Omonte consideró “secundario” el apoyo del Gobierno

La ministra de la Mujer afirmó que ninguna autoridad del Ejecutivo le ha sugerido renunciar. Aseguró que no lo hará

Omonte volvió a decir que no renunciará al Ministerio de la Mujer. (Foto: Andina/ Video: Canal N)

La ministra de la Mujer, Carmen Omonte, sostuvo hoy que mientras siga creyendo en que la política es servicio y tiene una finalidad altruista, no va a renunciar al Ejecutivo. Añadió que su continuidad depende de manera exclusiva al presidente de la República, Ollanta Humala.

También indicó que ninguna autoridad del Gobierno, ni Humala ni el jefe del Gabinete Ministerial René Cornejo, le ha sugerido dar un paso al costado, a raíz de los cuestionamientos que afronta por ser accionista de la empresa Cemento Amazónico, que posee una concesión minera en su natal Huánuco. 

Sobre la falta de apoyo del Gobierno, que ha sido cuestionado desde su partido Perú Posible, Omonte consideró que este “es secundario”.

“Hasta el día de ayer he despachado normalmente con el Consejo de Ministros, con el primer ministro, con el presidente Ollanta Humala […] Que salga al frente un miembro del Gobierno a apoyarme es secundario”, dijo en conferencia de prensa, acompañada por sus abogados. 

Además, la ministra Omonte minimizó las versiones que indican que detrás de su posible salida del Gabinete se encontraría Nadine Heredia, primera dama y presidenta del Partido Nacionalista.

“Para mí sería lamentable quedarme en ese nivel de especulación. El Gobierno, el presidente Ollanta Humala me convocó para apoyar en la cartera de la Mujer, confío en que esa decisión que tomó el presidente ha sido correcta y en beneficio de la mujer y de los más necesitados”, agregó. 

SE REAFIRMA SOBRE NADINE
La ministra de la Mujer se reafirmó en decir que ningún integrante del Gabinete debe despachar con la primera dama.

“Acá hay dos temas que hay que separar, voy a guardar coherencia con lo que dije en el pasado. Acá hay dos ámbitos diferentes de acción de Nadine Heredia. Dentro de su rol de primera dama, para mí lo ideal hubiese sido que se cree nuevamente el despacho de la primera dama como se hizo en el gobierno de Toledo […] Hay otro ámbito, que tiene un peso superior al de primera dama, que es la presidencia de un partido político”, expresó.

“Como vocera del partido de Gobierno tiene una función institucional muy poderosa. Es la primera vez que un Gobierno tiene a la esposa del presidente como cabeza del partido oficialista […] Obviamente, los ministros no pueden despachar con ella como primera dama ni como cabeza del partido de gobierno, pero si pueden tener coordinaciones con ella en su calidad de dirigente de un partido, como lo hacen con líderes de otros movimiento”, añadió.

LA RESPONDIÓ A BRUCE
En otro momento, dijo que las acusaciones del congresista Carlos Bruce, en el sentido de que ella usó a testaferros para obtener licitaciones mineras, son malintencionadas y falsas.

En esa línea, explicó que no tienen ningún tipo de injerencia legal o económica en las empresas de su ex esposo Luis Dyer, con quien se vinculó con separación de bienes.

Reiteró que no ha cometido ninguna infracción al reglamento del Congreso ni a la Constitución, que le impide ser accionista mayoritaria de una empresa que negocie con el Estado.

Por ello, Omonte señaló: “no he cometido ninguna falta ética” y que en los próximos días entregará información documentada sobre su caso ante la Comisión de Ética.

Volvió a decir que no renunciará al Ministerio de la Mujer, porque eso “sería aceptar un error que no he cometido”.

Finalmente, negó que el ex presidente Alejandro Toledo haya condicionado el apoyo de Perú Posible al Gabinete Cornejo, a su continuidad en el cargo.