¿Cómo funcionará la megacomisión que investigará al gobierno de Alan García?

El presidente del grupo de trabajo, Javier Diez Canseco, explica los procedimientos y no descarta interpelar al ex mandatario. Se verán casos BTR y Estadio Nacional

HANS HUERTO AMADO. @huertoamado
Redacción online

Para algunos aún no queda claro cuál fue el proceso que se siguió para nombrarlo presidente de esta comisión…
Hubo un acuerdo de las fuerzas que representan Gana Perú, Perú Posible, Somos Perú y Acción Popular. Yo no he estado en ninguna de las reuniones en que se discutió la confirmación de la comisión.

¿Se define como antiaprista o antialanista? ¿Ha tomado estas críticas como tales o como halagos en realidad?
No me defino por los “antis” sino por los pros. Más allá de mis convicciones sobre el tema, una comisión lo que tiene que hacer es encontrar hechos dolosos o indicios al respecto, analizar la pertinencia, señalar responsabilidades y abrir procesos al respecto y planteárselo al Ministerio Público y al Congreso.

Pues lo han querido pintar como el menos indicado para el cargo…
He presidido numerosas comisiones investigadoras y nunca en mi vida parlamentaria se ha rechazado un informe de una comisión que haya presidido ni en temas de derechos humanos ni de corrupción. Y por supuesto esto tiene que tener nerviosa a alguna gente, porque efectivamente acusé con el manejo del dólar MUC al señor Zanatti; de la empresa Faucett, a tres ministros, uno terminó preso; acusé por el manejo de depósitos del BCR en el BCCI, que no tenía garantías, a tres directores que fueron procesados, uno se amparó en la confesión sincera en Estados Unidos y dos fueron traídos desde Brasil, procesados y condenados.

Procesamos 150 personas del gobierno de Alberto Fujimori cuando presidí la comisión investigadora e investigué casos de violaciones de derechos humanos. En todos los casos se ha abierto proceso en el país o ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no sé de dónde se me acusa de subjetivo. No conozco a nadie que en el último proceso electoral no haya tenido una opinión sobre García. ¿Entonces lo que tendríamos que hacer es conformar es una comisión fantasma, integrada por nadie?

Aún así hay voces como las del congresista fujimorista Spadaro, que ha anunciado que renunciará a la comisión porque usted la preside.
El fujimorismo ha estado en la votación, si tenían alguna objeción debieron decir no acepto. Me parece inverosímil. ¿Qué cree Spadaro, que yo soy un minusválido político? ¿Cree que soy un parlamentario con menos derechos que cualquier otro o que vivo aceptando a vetos? Además, ¿recibir vetos de quienes han blindado a Cecilia Chacón y Carlos Raffo de presentarse a los procesos judiciales pendientes que tienen, a Chacón hasta ahora? Me encomiendan algo que no he pedido, estoy metido en la Comisión de Presupuesto a tiempo completo, en la de Economía, en la de Inclusión Social para personas con discapacidad, en la Comisión de Constitución y he propuesto varias herramientas para ejercer la transparencia y el control en este Congreso. Esto (la megacomisión) me implica un encargo de un año tremendo, pero no me voy a correr a la responsabilidad y menos si se me amenaza con vetos.

¿Cuál será el criterio y el campo de acción para la comisión?
Serán cuatro áreas. Primero, la de acciones tomadas al amparo de decretos de urgencia o decretos legislativos que han impedido los adecuados mecanismos de control de la obra pública y que han permitido manejos excesivos de recurso que pueden ser materia de cuestionamientos, en el Estadio Nacional, por ejemplo. En fin, habrá que escoger casos tipo y buscar comprobar si había una metodología de acción determinada y, de hallarse, trasladarlo al Ministerio Público y al Congreso para que a partir del caso tipo la investigación ahonde en otros adicionales. Segundo, tenemos a nuestro cargo el caso de instituciones que han sido de manejo arbitrario, como EsSalud, Sedapal, Agua para todos, el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado; y habrá que escoger temas y casos en este terreno. Nosotros buscamos indicios que den lugar a figura penal. En tercer lugar, *la revisión de casos de conmutación de penas e indultos, que es simple. Porque vía una lista de las tipificaciones del delito y ordenados por años unió hace un cuadro y se hace una idea muy rápido de si hay problemas o no. Y la cuarta y más complicada es la de evaluar si es que ha habido una red ilícita para delinquir en esta operaciones, si se han repetido nombres de empresas, personas o gestores vinculados a negocios irregulares con el Estado. Este será el centro del trabajo de la comisión.

Aunque los resultados de la comisión no supongan la cárcel para nadie.
Las comisiones no juzgan presentan acusaciones e informes. Esta comisión incluso presentará recomendaciones de lo que no debe repetirse en este manejo y por supuesto es el PJ el encargado de producir los juicios pertinentes. Y es el pleno del Congreso el encargado de decir si hay inhabilitaciones políticas por estos elementos de juicio.

Lo que no va a ocurrir es que no se presente informe, que es el estilo que se manejó en varios casos en el gobierno anterior.

¿Se incluirá el caso BTR, Petroaudios?
Sí, pero no en el sentido del espionaje ni en los terrenos que ya son materia de proceso, aunque hay más de un inculpado que tiene cosas que decir. Tenemos que trabajar con la Contraloría, con la Unidad de Inteligencia Financiera, con la SBS, con los organismos anticorrupción, lograr una sinergia con órganos de control para obtener resultados.

En el último mes del gobierno pasado hubo un carnaval de obras inauguradas. Se entregaron colegios y hospitales a medio acabar…
Este es proceso de investigación política, pero no investigamos la conducta de imagen o publicitaria de Alan García ni de sus ministros sino irregularidades en el manejo económico y financiero, obras inconclusas. Lo que haya se verá y también con casos tipo. Queremos fijar patrones que permitan definir si hubo irregularidades. Hay un hospital en Ica inaugurado sin agua, por ejemplo. Lo que tenemos que ver es si en el contrato hubo algo irregular.

¿Se interrogará a García Pérez?
La mecánica va a incluir interrogatorios, por supuesto. Ya he interrogado al presidente García en relación a los fondos de Agustín Mantilla que recibió de Israel y Miami, supuestamente para el Apra. Y curiosamente los que me acusan de antiaprista no recuerdan que en aquella oportunidad no acusamos a García. Éramos tres de cinco, estaban Heriberto Benítez, Ernesto Becerra y yo. Los otros dos eran Rafael Rey y Javier Velásquez Quesquén. Hubiéramos podido acusarlo entonces si hubiéramos optado por actuar con arbitrariedad. Me hace gracia la elucubración de algunos marcada por temores.

Entonces no descarta interrogarlo…
No lo descarto porque si los elementos conducen a que tenga que aclarar alguna cosa entonces se hará. Los decretos legislativos y de urgencia nacen del gabinete y son iniciativa, los de urgencia, del presidente. Es inevitable que eso sea revisado.

Dirán que quiere afectar su candidatura presidencial de acá a cinco años…
Es imposible y en segundo lugar García fue reelegido tras el desastre que dejó en su primer gobierno, de manera que la opinión pública no está marcada por elementos de este estilo. El señor Fujimori fue condenado a 25 años de cárcel luego de una profunda investigación y terminó peleando la segunda vuelta su hija. La verdad es que hay que tomar el tema con más calma y asumir responsabilidades de un gobierno. El presidente Humala ha dicho que quiere restablecer en el país una institución parecida a los juicios de residencia, que los presidentes rindan cuenta de sus gestiones y ese compromiso deberá encararlo hacia adelante, frente a las dificultades en su gobierno no identificadas. Pero como no veo hasta ahora que se esté blindando a nadie en investigaciones creo que será un gobierno diferente. Aunque será el próximo Congreso el que evalúe estas investigaciones.