Denuncian por lavado de dinero a los mayores extractores de oro ilegal del país

El grupo familiar Baca Casas que opera en la zona minera de Madre de Dios, fue denunciado por la Procuraduría de Lavado de Dinero

Denuncian por lavado de dinero a los mayores extractores de oro ilegal del país

ÓSCAR CASTILLA
Unidad de investigación

El domingo pasado, El Comercio reveló los negocios secretos de los personajes ubicados en la cadena inicial del comercio del oro que proviene de la extracción ilegal: el grupo familiar dirigido por Cecilio Baca Fernández, su esposa Gregoria Casas Huamanhuillca y sus hijos Pedro, Marco, José Luis, Yonny, Maruja, Cecilio y Violeta. Este clan se asentó en las localidades de Puerto Maldonado y Huepetuhe en los años 70, y desde entonces creó un emporio económico en la zona. Los Baca tienen negocios en Madre de Dios y el Cusco, en los rubros de hoteles de turismo, grifos de venta de combustible, transporte de carga, y venta de repuestos de maquinaria pesada y minería.

La Procuraduría de Lavado de Activos del Ministerio del Interior –que ya tenía en la mira a este grupo– prestó atención a la investigación periodística de este Diario sobre el grupo familiar Baca Casas, y a la relación económica de este clan con las empresas de maquinaria pesada Volvo Perú y Ferreyros entre los años 1994 y 1996, y 2003 y 2005, respectivamente. Por tal motivo, ayer la procuraduría, a cargo de Julia Príncipe Trujillo, denunció a este clan cusqueño ante la Fiscalía de la Nación por lavado de dinero.

El clan Baca Casas no es el único que se encuentra bajo investigación. Sin embargo, ellos han sido los primeros en ser denunciados por la gran cantidad de oro que extraen, aun cuando esto no se ve reflejado en las cantidades que anualmente declaran ante el Minem. Por ejemplo, este grupo y sus empresas (que tienen más de 7.500 hectáreas repartidas en 17 concesiones) declararon que el 2011 solo extrajeron 40.756 gramos de oro. Pero esto no se condice con los negocios que los Baca Casas han realizado en los últimos años.

INVESTIGACIÓN A TODO NIVEL
Las pesquisas ahora prometen extenderse al resto de niveles de la cadena de la minería ilegal. Ayer le tocó el turno a Luis Zavaleta Vargas, dueño de Universal Metal Trading y hoy ex director general de Hidrocarburos del Minem, que tiene dos sucursales en Huepetuhe y Puerto Maldonado (Madre de Dios), zona donde el 99% de la extracción de oro es ilegal. Zavaleta dice que solo compran material aurífero en Lima.

Él laboró en el Minem desde 1998, primero en calidad de asesor y luego como director de Hidrocarburos, y al mismo tiempo vio crecer la fortuna de la empresa que dirige con su hermano Jorge Zavaleta, desde 1999.

Trascendió que se investiga una probable relación entre la extracción y venta de oro que realiza la familia Baca Casas con el material aurífero que finalmente envía al extranjero la empresa de Zavaleta. Fuentes judiciales dijeron que la denuncia de la Procuraduría de Lavado de Dinero contra el grupo familiar de Huepetuhe es la primera que se presenta contra un grupo de mineros ilegales. Ahora el Ministerio Público enviará el caso a las fiscalías de crimen organizado.