Diez Canseco: "Aumento del bono de representación no es necesario y debe anularse"

Parlamentario suspendido contó que legisladores reciben del Congreso hasta 48 pasajes aéreos al año y cuentan con recursos suficientes. Fujimorista Carlos Tubino discrepa

Diez Canseco: "Aumento del bono de representación no es necesario y debe anularse"

El suspendido congresista Javier Diez Canseco cuestionó hoy el aumento de los gastos de representación de congresistas, de 7.500 a 15.000 nuevos soles.

“Mi posición es contraria al aumento de los gastos de representación que ha hecho el Congreso (…) he estado ausente, por la suspensión arbitraria, y no he participado de este debate que debió ser público”, señaló.

Diez Canseco subrayó que tal incremento no es necesario porque los legisladores cuentan, además de los gastos de representación, con un conjunto de servicios que les permiten perfectamente cumplir sus funciones.

“Entre ellos, personal de oficina, pasajes aéreos pagados anualmente, hasta 48 al año para viajar al interior del país, así como servicios de comunicación, telefonía, fax, etc. (…) es más que suficiente”, mencionó.

Agregó que no se puede entregar a maestros un bono anual de 300 nuevos soles y paralelamente duplicar gastos de representación a un parlamentario.

Diez Canseco indicó que ha enviado un oficio al presidente del Congreso solicitando que se revoque el acuerdo de aumento de gastos operativos. “Si este pedido se rechaza haré lo que he hecho antes, cuando se repartía gastos de escolaridad a quienes no teníamos hijos en esa edad, destinarlo a personas con discapacidad”, mencionó en Canal N.

OFICINAS DESCENTRALIZADAS
En otro momento Diez Canseco, quien fue elegido por Lima, señaló que hasta donde tenía conocimiento los legisladores no gastaban su bono de representación en el pago de alquiler de sus oficinas descentralizadas, pues este era asumido por e Legislativo.

Al respecto, su colega fujimorista Carlos Tubino, elegido por Ucayali, señaló a elcomercio.pe que el Parlamento solo asume el sueldo de la persona que labora en dichas oficinas, pero “la oficina la pone el mismo congresista con su peculio”.

Sobre los pasajes aéreos confirmó que sí los reciben, pero argumentó que muchas veces no los usan en su totalidad. También señaló que el Congreso asume los gastos de alimentación y hospedaje del personal que lo acompaña en sus viajes de representación, pero no los suyos. En ese sentido discrepó con Diez Canseco y justificó el incremento del bono.

“Los gastos para moverte de un sitio a otro son altos (…) uno no tiene casa en todas las provincias que representa, hay una serie de gastos que hace el congresista (…) si uno es una persona que no quiere trabajar seguro le sobrará el dinero”, manifestó.