García Naranjo negó responsabilidad en compra irregular en Vaso de Leche

La ministra de la Mujer señaló que nunca tuvo contacto con los proveedores porque su función no era administrativa, refiriéndose al proceso penal que mantiene desde 1994

(Video: Canal N)

La ministra de la Mujer, Aída García Naranjo respondió ante la Primera Sala Penal para Reos Libres que sus funciones eran políticas y no administrativas, respecto a la denuncia por la compra irregular de leche en polvo para el programa del Vaso de Leche en 1994, pues tenía el cargo de regidora de la Municipalidad de Lima y nunca tuvo contacto directo con los proveedores, según dijo.

“Los regidores no tienen funciones administrativas, sólo funciones políticas, no tomamos decisiones, no hacemos las licitaciones, no conocemos a los proveedores, lo que se busca es informar a la autoridad qué conflictos se presentan, cuáles son las demandas de las madres”, dijo la ministra y aseguró que su periodo como titular del Vaso de Leche se extendió hasta diciembre de 1992.

Además, aclaró que ella no formó parte del comité del Vaso de Leche durante todo el periodo que se desempeñó como regidora municipal porque el cargo es rotativo. Por otro lado, la presidenta de la Sala Penal para Reos Libres señaló que la ministra puede ser citada nuevamente si se considera pertinente.

DENUNCIA POR COMPRA IRREGULAR
Como se recuerda, según la denuncia, García Naranjo participó de la compra irregular directa de leche en polvo y hojuelas a la Empresa Nacional de Comercialización de Insumos S.A. (ENCI) por S/ 10’142.963, mientras se desempeñaba como miembro del Comité Directivo del Programa Metropolitano del Vaso de Leche, en 1992.

Según la afirmó un medio local, dicho comité adquirió productos por la suma de S/. 3’171.117, y en el año 1994 se realizaron nuevas adquisiciones por un monto a S/.483.360 sin haberse suscrito contratos con el proveedor, por lo que en el 2004 la Primera Fiscalía Superior Penal de Lima denunció a Aída García Naranjo y otros 20 funcionarios por el delito de corrupción de funcionarios en agravio del Estado.