Legisladores fujimoristas criticaron duramente a Aída García Naranjo

La bancada de Fuerza 2011 respondió así a la ministra de la Mujer, quien aludió a la muerte de 24 niños en el Cusco en el régimen fujimorista

Legisladores fujimoristas criticaron duramente a Aída García Naranjo

Durante su presentación ante el pleno del Congreso de la República para responder por la muerte de niños tras haber consumido alimentos del Pronaa en Cajamarca, la ministra de la Mujer, Aída García Naranjo –como parte de su defensa-, recordó un caso similar ocurrido en 1999 en el distrito de Taucamarca, en el Cusco.

A lo que se refirió fue al fallecimiento de 24 menores envenenados con plaguicidas luego de haber ingerido alimentos del programa Desayuno Escolar, que por entonces estaba a cargo del Fondo de Compensación del Desarrollo Social (Foncodes). Por entonces, el ministro de Salud era el actual congresista de Fuerza 2011, Alejandro Aguinaga.

“Tampoco se ha dicho que en el gobierno de (Alberto) Fujimori evadían sus responsabilidades”, comentó al respecto García Naranjo.

RÉPLICA FUJIMORISTA
“En Taucamarca, la ministra de la Mujer, el ministro de la Presidencia y el ministro de Salud nos constituimos el mismo día […] lo que no ha hecho la ministra, cuando dice ‘yo vengo aquí de manera voluntaria’. Mentira, ha venido por la presión popular que la ha obligado a responder ante el Congreso de la República”, respondió muy airado el mismo Aguinaga ante la alusión.

De igual forma, la ex titular de la Mujer, Luisa María Cuculiza, aseguró que “si alguien trabajó y se rasgó los lomos en ese ministerio es la que le habla. Nunca en mi vida tuve un muerto bajo mi responsabilidad”. Ello en referencia a los menores fallecidos en la comunidad de Redondo, en Cajabamba, y a la bebe de un año y medio que murió en un wawa wasi del distrito de Surco.

Cuculiza le recomendó a García Naranjo contratar especialistas para que se hagan cargo de los almacenes del Pronaa y no pasen situaciones lamentables.

“Yo tengo así la conciencia limpia de haber trabajado con honestidad y transparencia […] Por eso yo no puedo esperar de su parte ninguna discriminación y le ruego que se rectifique. Porque si hay alguien a quien se le debe dar gracias por trabajar en este ministerio es a la que le habla mirándole a la cara”, concluyó muy enérgica la legisladora fujimorista.