Luis Castañeda calificó como “broma” dichos contra Marco Tulio Gutiérrez

El ex alcalde de Lima destacó la actividad casi permanente y continua del abogado en la campaña del Sí a la revocación

(Foto: Archivo El Comercio / Video: Frecuencia Latina)

El ex alcalde Luis Castañeda Lossio minimizó los audios en donde se le escucha sugerir darle un “cebiche con bacteria” a Marco Tulio Gutiérrez, principal impulsor de la revocación a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. En ese sentido, consideró que “es obvio” que es una broma.

“Si es una broma, si es un se dice, si es un chinguirito chiclayano, por cierto, pues ahí está bien”, comentó. Asimismo, continuó ironizando: “No voy a decir en público, vamos a matarlo con bacterias. La guerra con bacterias, la guerra química, ahora me he vuelto científico también”.

Más allá de esos dichos, el líder de Solidaridad Nacional negó algún tipo de molestia contra el abogado y, por el contrario, lo reconoció como uno de los grandes impulsores de la revocación a Villarán y sus regidores.

“Sería absurdo no reconocerle a Marco Tulio su participación, su actividad casi permanente y continua”, manifestó.

Al respecto, rechazó atribuirse el liderazgo del Sí, pues quiso evitar que, por su condición de ex alcalde, se pensara que tiene algún propósito o intención de bloquear la gestión de Villarán de la Puente.

“No me puedo atribuir el liderazgo total, porque por un lado estaba Marco Tulio Gutiérrez con su movimiento […] Y por otro lado, estábamos los partidos políticos con nuestros respectivos representantes”, acotó.

De otro lado, negó ser en este momento candidato a algún cargo, sea para los comicios del 2014 o del 2016.

CRITICÓ VISIÓN CITADINA
En otro momento de la entrevista en “Abre los ojos”, Castañeda Lossio criticó la visión citadina, y no de país, de algunos políticos. Ello en referencia a que recién se critica la posibilidad de revocar autoridades cuando la consulta se da en Lima.

“Muy bien, para los cholos, para los provincianos. Ah, los blancos; ah, los pitucos. A ellos no se les toca”, refirió.

Finalmente, insistió en defender y resaltar el orgullo que siente por su hijo Luis Castañeda Pardo, quien defendió su postura por el Sí pese a que podía ser revocado –y lo fue-.

“Quien sale por su propia voluntad, no está siendo botado”, sentenció cuestionando además –según su juicio- que se haya utilizado a su hijo para criticarlo a él.