Más allá de la tragedia: Filipinas y una historia en común con el Perú

A propósito del devastador tifón Haiyan, que dejó 1.774 muertos y más de nueve millones de damnificados, recordamos los casos que nos vinculan con el país asiático

Más allá de la tragedia: Filipinas y una historia en común con el Perú

A continuación, hacemos un breve recuento de los casos y momentos históricos entre nuestro país y Filipinas, hoy asolado por el tifón Haiyan.

SANTA ROSA DE LIMA, PATRONA DE FILIPINAS
► Antes de ser canonizada en 1671, Santa Rosa fue proclamada ‘Santa del Perú’ en 1669, y ‘Santa del Nuevo Mundo y de Filipinas’ en 1670. Desde entonces, es conocida en Filipinas como ‘Santa Rosa Laguna’; y es adorada por sus apariciones durante la ocupación japonesa, en la Segunda Guerra Mundial. En Filipinas tiene una iglesia ubicada en el pueblo Santa Rosa, en la provincia de Laguna, que fue construida en 1792.

► El 23 de agosto de 1999, la parroquia recibió, como donativo del Gobierno Peruano, una estatua de Santa Rosa de Lima.

Filipinas es considerado el país más católico del sudeste asiático y el tercero con más católicos romanos del mundo (72,9 millones).

LEONCIO PRADO EN EL COMBATE DE FILIPINAS
► Luego de su admirable participación en las luchas independentistas de Cuba, Leoncio Prado regresa al Perú y llega al Callao el 1 de mayo de 1877.

► No pasa mucho tiempo y se embarca a Estados Unidos. En ese país, concibe un proyecto aún más osado: intervenir en la independencia de Filipinas. Pensaba que esa emancipación ayudaría a la Cuba; por eso recibió ayuda de patriotas cubanos para armar esa expedición.

► Su idea era llegar a las costas filipinas, pero su generoso proyecto se truncó, debido a que una fuerte tormenta destruyó su barco cerca de las costas de China. Él pudo salvarse del naufragio.

► Marcha a Europa y de allí a Estados Unidos. Era enero de 1878. En ese momento, no olvida su objetivo de ir a buscar la independencia de Filipinas, pero entonces le informan del conflicto en ciernes con Chile. Al año siguiente la crisis con Chile se agrava, y decide volver al Perú. Filipinas lograría su independencia de España recién en 1898, 20 años después.

PLAN DE GOBIERNO PARA APOYAR LUCHA INDEPENDENTISTA EN FILIPINAS
► Después del combate Dos de Mayo de 1866, el ambiente en el Perú era de euforia independentista. En ese contexto, el Gobierno del general Mariano Ignacio Prado intentó llevar la emancipación colonial a las islas de Filipinas. El estado peruano contrata al almirante estadounidense John R. Tucker para comandar una de sus naves.

► En ese objetivo, encomendó la compra de dos naves a Estados Unidos. El problema fue que estas naves fueron dos monitores de río, llamados ‘Manco Cápac’ y ‘Atahualpa’ sobre cuya compra recayeron dudas.

► Se acusó al gobierno de peculado, al haber exagerado el precio de compra de esas naves que fueron finalmente inútiles (terminaron como ‘batería flotante’ durante la guerra del Pacífico). El sueño romántico de ayudar a la independencia de Filipinas terminó en un escándalo.

LIBORNIO, EL FILIPINO QUE COMPUSO LA MÚSICA DE ‘MARCHA DE BANDERAS’
► El notable músico filipino José Sabas Libornio Ibarra (1858-1915) llegó al Perú desde Manila, donde nació, hacia 1885, después de la guerra con Chile. Compuso numerosas marchas, algunas olvidadas, pero por encargo del presidente Nicolás de Piérola compuso la música de la ‘Marcha de Banderas’.

Piérola, que había percibido que al aparecer el presidente de la República se entonaba el himno nacional, quiso distinguir esa presencia con un himno particular. La respuesta de Libornio fue esta hermosa marcha que hoy es parte de la tradición presidencial en el Perú. La letra de la marcha fue escrita por un hermano de La Salle.

José Sabas Libornio se quedó en el Perú como director de las Bandas de Músicos del Ejército. Murió en 1915.

[FUENTE: Archivo El Comercio]