Ministra de la Mujer está a favor de anticonceptivos "naturales" y en contra de los abortivos

Ana Jara no apoyaría aborto en caso de violación ni “píldora del día siguiente”, pero sí el condón

Ministra de la Mujer está a favor de anticonceptivos "naturales" y en contra de los abortivos

Tras definirse como “una pecadora común y corriente” y como una persona “con mucha apertura”, la ministra de la Mujer, Ana Jara, de confesión cristiana evangélica se manifestó esta mañana a favor de los métodos anticonceptivos naturales y en contra de los que eventualmente resulten “abortivos” y pongan en riesgo la vida de la madre.

Aun así, dijo que como ministra, a pesar de sus convicciones, continuará las políticas que impulsa el Estado para el control de la natalidad, aunque, en paralelo, impulsará las que fortalezcan a la familia.

Sobre el aborto terapéutico, señaló en entrevista con Beto Ortiz que si hay que
hablar del protocolo médico, se trata de una discusión bajo la tutela del Ministerio de Salud y cuyo marco jurídico recae sobre el Ministerio de Justicia, con opinión de su propio despacho: “Esencialmente es un tema médico para saber en qué momento se pone en riesgo la vida de la madre, para proceder al aborto terapéutico y darle formalidad al protocolo. No me voy a negar a que lo que la ex ministra García Naranjo implementó siga su curso”.

Pero se negó a estar a favor del aborto en casos de violación: “Soy ciudadana próvida, mientras exista la más mínima duda de que la vida de la gestante está en peligro vamos a propender a salvar la vida de los dos”.

Aunque aceptó que las madres pueden decidir con respecto a su propia vida, indicó que en su doctrina cristiana “jamás estaríamos de acuerdo en quitar la vida a otro ser humano, aunque hay que respetar a las autoridades puestas por Dios y el estado de derecho*. Si establecen políticas de prevención de la natalidad como titular del pliego seré respetuosa de ella, aunque lo ideal sería el método natural*”.

También se mostró en contra de la distribución de la “píldora del día siguiente” por abortiva, apelando al fallo del Tribunal Constitucional en que “ante la duda de que los componentes químicos pudieran ser abortivos porque no existen definiciones de cuándo se inicia el proceso de la vida en la madre, se establece que el Estado no debe distribuirla”.

Aún así, opinó a favor del condón porque “es un método natural, muy natural, no efectivo al 100% pero se acerca y no se pone en riesgo la salud de la mujer”.