‘Mocha’ García Naranjo será embajadora en Uruguay, anunció el Canciller

Dicho país aprobó la propuesta del Gobierno peruano para que la ex ministra de la Mujer asuma el cargo, reveló Rafael Roncagliolo

‘Mocha’ García Naranjo será embajadora en Uruguay, anunció el Canciller

¿Premio consuelo? “Uruguay ha dado el beneplácito para que Aída García Naranjo sea embajadora allí”, anunció el canciller Rafael Roncagliolo respecto al nuevo cargo que ocupará la ex ministra de la Mujer, quien dejó el puesto por la renovación del Gabinete luego de la renuncia de Salomón Lerner y tras una cuestionada gestión ministerial.

Roncagliolo indicó que el Gobierno elige a los cuadros más adecuados, en ese sentido consideró que García naranjo “puede cumplir un gran papel en Uruguay”.

Consultado en entrevista con “La República” por si se trataba de un premio consuelo para la ex titular de la Mujer, el ministro de Relaciones Exteriores respondió: “Yo respeto todas las interpretaciones que se puedan dar”.

MUY CUESTIONADA
Cabe recordar que García Naranjo tuvo una cuestionada gestión al frente del Mimdes. Por ejemplo, por su actitud tras la muerte de tres niños en Cajamarca tras haber consumido alimentos del Pronaa en su colegio.

‘Mocha’ García Naranjo dijo que el hecho se debió a un error humano y culpó a una madre de familia por supuestamente haber preparado los alimentos colocándolos en un balde que había contenido pesticida. Además, indicó que la responsabilidad era de los funcionarios del Pronaa contratados durante el gobierno aprista.

Grandes fueron las críticas además por haberse presentado en un evento muy alegre e incluso bailando con el ex futbolista José Luis Puma’ Carranza, como si su sector no estuviese viviendo ninguna tragedia. Incluso, una encuesta de Datum en octubre reveló que el 61% consideraba que la funcionara debió de ser separada en ese momento del cargo.

Ese mes también se conoció que fue denunciada en diciembre del 2004 por el Ministerio Público ante el Poder Judicial. La fiscalía pidió que se la condenara a 15 años de pena privativa de la libertad por los supuestos delitos de corrupción de funcionarios, cohecho propio, abuso de autoridad y colusión en agravio del Estado. Se trataba de un cuestionamiento por haber realizado compras “indebidas” de leche de polvo para la Municipalidad de Lima. Y es que García Naranjo fue regidora de dicha comuna entre 1990 y 1993.