Por escándalo López Meneses: Wilfredo Pedraza no es más ministro del Interior

El titular del Mininter opinó que su cartera no ha sido penetrada por el fujimontesinismo a pesar del resguardo policial al ex operador del ‘Doc’

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, presentó hoy su renuncia al cargo tras el escándalo que compromete a su sector y a la Policía Nacional por el resguardo indebido que se le brindó a la casa de Óscar López Meneses, ex operador político del asesor del fujimorato Vladimiro Montesinos Torres.

Todo sobre la protección a Óscar López Meneses en cinco puntos

En comunicación con Canal N, Pedraza Sierra contó que el presidente Ollanta Humala aceptó su dimisión.

“Hoy formulé mi renuncia y el presidente (Humala) la ha aceptado, es muy importante refrescar el sector para no afectar la presentación del primer ministro el lunes”, manifestó.

Pedraza indicó que no sabe quién será su reemplazante en el Ministerio del Interior y que serán el jefe de Estado y el primer ministro, César Villanueva, los que nombrarán a su sucesor. Uno de los voceados a ocupar el cargo es el actual jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Luis Pérez Guadalupe.

VILLAFUERTE NO MANDA EN MININTER
El saliente ministro negó tajantemente que el coronel EP ® Adrián Villafuerte, asesor de presidente de la República, haya intervenido o tomado decisiones en su sector.

“Villafuerte no tiene ninguna relación con mi sector, yo no he tenido ningún trato con él, eso lo inventa un desinformador profesional”, agregó en referencia al ex titular del Interior, Fernando Rospigliosi.

En esa línea, retó al analista político a debatir sobre los logros de ambas gestiones. “¡Qué muestre sus resultados! La capacidad no se demuestra con las palabras sino con hechos y resultados”, dijo.

NEGÓ FILTRACIÓN MONTESINISTA
Sobre la protección policial a la casa de López Meneses, Pedraza reiteró que es una situación que rechaza, porque ni su sector ni el Poder Ejecutivo “tienen relación con personajes oscuros del montesinismo”.

“Por eso tomamos decisiones de relevar al personal policial que en su momento tuvo capacidad de decidir las instalaciones del servicio y se le pidió a la fiscalía abrir una investigación (…) Nosotros tomamos distancia de esa situación irregular. El Gobierno ha sido un opositor frontal del montesinismo, está muy distante de esas políticas, este es un gobierno democrático”, aseguró.

También descartó que la mafia de Montesinos haya penetrado en la Policía Nacional.

Finalmente, le agradeció al presidente Humala por haber confiado en él para ocupar el cargo de ministro y le deseó suerte a su sucesor, no sin antes decir que el sector es muy complicado.