Víctimas del terrorismo mueren sin cobrar reparaciones del Estado

Un decreto supremo, vigente desde junio del 2011, obliga a los beneficiarios a esperar hasta los 65 años para recibir el pago, si se trata de las viudas, y 80 en el caso de padres

Víctimas del terrorismo mueren sin cobrar reparaciones del Estado

El nombre de Celestino Caso Huamaní aparece en la primera lista de beneficiarios de indemnizaciones del Estado a familiares de muertos y desaparecidos por el terrorismo, publicada en julio del 2011. No obstante, este agricultor de Huancavelica que vio morir a su esposa a manos del senderismo en 1987 nunca cobró los S/. 10 mil que le correspondía.

Según informó la Unidad de Investigación de El Comercio, Caso Huamaní tenía 88 años y siguió todos los trámites burocráticos para acceder al pago, pero dos meses después de la publicación de la lista falleció de neumonía.

Antes de que la salud del agricultor empeorara, su hijo Mauro Caso expuso la situación ante la comisión de alto nivel que evalúa los expedientes de los beneficiarios, hasta el año pasado a cargo de la Presidencia de Consejo de Ministros y actualmente adscrita al Ministerio de Justicia. Pero nadie lo atendió y tampoco le responden qué sucederá con ese dinero.

Esta no es una historia aislada. El cruce de la base de datos de beneficiarios y las defunciones reportadas a la Reniec reveló que unas 3.200 personas que figuran en las listas para recibir su indemnización murieron sin cobrar un sol hasta junio pasado.

Este número de muertos representa el 5% de los 69.132 inscritos para acceder a la compensación económica.

UN DECRETO EXCLUYENTE
El principal obstáculo para que los beneficiarios accedan a la reparación es el Decreto Supremo 051-PCM, aprobado el 18 de junio del 2011, que impone requisitos excluyentes para que pueda cobrar. El primer ministro, Juan Jiménez Mayor, se comprometió a modificarlo en marzo pasado, cuando aún estaba al frente del Minjus.

Dentro de estos criterios excluyentes es que los cónyuges de la víctima (muerta o desaparecida) deben tener 65 años o más para recibir el pago; y los padres, 80 años o más.

El Gobierno asignó este año S/.100 millones para cubrir las indemnizaciones de 20 mil beneficiarios priorizados por su edad en siete listas. Incluso, el presidente Ollanta Humala recalcó esta medida en su discurso por Fiestas Patrias, pero hasta la fecha no se ejecuta el pago.

Lee el artículo completo en la edición impresa de El Comercio.