Alistan norma para madres extranjeras víctimas de violencia

Decreto esperado desde setiembre del 2015 empoderará a unas 30 mil mujeres al evitar expulsión por omisiones administrativas

Alistan norma para madres extranjeras víctimas de violencia

Para Madres Migrantes Maltratadas, el Día Internacional de la Mujer es una ironía. (Consuelo Vargas / El Comercio)

El Ministerio del Interior (Mininter) emitirá en las próximas semanas un decreto supremo que permitirá a los extranjeros expulsados por omisiones administrativas, así como a los que se encuentren en situación irregular en el país, regularizar su estado y acceder a la condición de residentes.

Así lo precisó Boris Potozén, superintendente de Migraciones, órgano adscrito al Mininter, quien afirmó que la norma –esperada desde setiembre del 2015– favorecerá sobre todo a las madres extranjeras con hijos peruanos que tuvieron que abandonar el territorio nacional por violencia familiar, o pasar a la clandestinidad debido a la negativa de sus parejas para renovarles su residencia por vínculos familiares.

“Nuestra legislación migratoria obligaba a estas mujeres a tener una carta de garantía emitida por la pareja, que muchas veces abusaba de ellas o usaba esa facultad para chantajearlas a cambio de retirar las denuncias por maltrato o pensión de alimentos”, dijo Potozén. 

Según Migraciones, a la fecha hay 99.510 mil extranjeros con residencia regular renovable en el Perú, ya sea por trabajo, estudios o lazos familiares. Del grupo, 31.896 son mujeres, quienes se convertirán en las primeras beneficiadas por los cambios legislativos. 

 

En la orilla contraria, no se tienen registros de cuántas son las mujeres en situación migratoria irregular. Estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) fijan en 100 mil el total de extranjeros sin visa en alguna de las 25 regiones del país. “El último reporte de Migraciones da cuenta de 12.444 extranjeros que ingresaron por las fronteras, pero no registraron su salida”, reporta la institución.

ALGUNAS MEDIDAS OPORTUNAS

El 24 de setiembre pasado, el Ejecutivo promulgó una nueva ley de migraciones, que eliminó 180 requisitos administrativos para renovar la residencia de extranjeros sin antecedentes policiales y con vínculos familiares con peruanos.

Para Gisela Vignolo de Piedra, de la Defensoría del Pueblo, dos de los trámites suprimidos favorecen a las madres: la eliminación de la carta de garantía del cónyuge y la entrega de la partida original de nacimiento de los hijos. “Era incomprensible cómo, para casos de renovación, se exigía cada año la partida original de los niños, como si no hubiera constancia de que estos pequeños existen desde el primer trámite”, observa la funcionaria. 

Solo entre el 2010 y el 2014, la defensoría atendió a 100 madres extranjeras que denunciaron chantajes de sus ex parejas por la residencia. 

MEDIDAS PENDIENTES

“Sabe lo que pasa, señora, es que usted es bonita y su esposo siempre la va a celar”. A Carolina Nogal, española y madre de una niña peruana de 7 años, aquellas palabras escuchadas en una dependencia pública la afectaron más que los golpes y los 15 juicios que su ex pareja le abrió como represalia por divorciarse. “¿Cómo voy a esperar justicia de la policía o del Poder Judicial si sus funcionarios tienen el pensamiento más trasnochado que mi ex?”, se pregunta.

Carolina integra Madres Migrantes Maltratadas, colectivo que en el último año ha abogado por 18 casos como el suyo. “Como extranjeras, en un país donde se hace tan poco para proteger a sus propias mujeres, una se siente doblemente sola y vulnerada”, afirma Inés Agresott, vocera del grupo, quien estuvo a punto de ser deportada por una omisión en sus trámites de divorcio.

Consultada por El Comercio, Betty Olano, del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), reconoció que hay deficiencias en la atención de las extranjeras víctimas de violencia. No obstante, dijo que la nueva ley migratoria, así como el próximo decreto supremo de regularización, facilitarán la gestión de estos casos al eliminar el temor de las mujeres a ser deportadas.

“Somos conscientes de las críticas que recibimos por la indefensión que aqueja a estas mujeres, pero hacemos lo posible por asesorarlas legalmente”, afirma Olano.
De acuerdo con la funcionaria, el MIMP atendió 81 casos de violencia contra madres extranjeras durante el 2015, la mayoría (38%) en Lima. Las denuncias abordaban violencia física (29 casos), violencia psicológica (47) y violencia sexual (5).

Lee el informe completo en nuestra edición impresa.


Tags relacionados

Violencia de género