ANÁLISIS: ¿Por qué Uruguay puede ir a semifinales?

El editor de DT de El Comercio, Carlos Salas, analiza desde Sudáfrica, las razones por las que los charrúas pueden seguir avanzando en la Copa del Mundo

ANÁLISIS: ¿Por qué Uruguay puede ir a semifinales?

Por Carlos Salas
Enviado Especial

Si alguna duda existía sobre cómo Diego Forlán iba a pasar a los libros, ya no queda ninguna. La generación de Enzo Francescoli sumó 3 Copas Américas, pero nunca pudo rebasar los octavos en un mundial (ni en el 86 ni en el 90). La promoción de Forlán, en cambio, está ahora en cuartos de final de Sudáfrica 2010 y con chances grandes de colarse a semifinales, meta que Uruguay no alcanza desde 1970. No sé si Francescoli fue más talentoso que Forlán (sospecho que no), pero sí sé que Diego ha llegado más lejos. Aquí les explicamos por qué.

1) Porque es el mejor Uruguay en 40 años. Pasó la barrera que no pudo superar ni en el 86 ni en el 90 (los octavos) y lo hizo a partir de una propuesta con cuatro defensas, tres volantes de equilibrio, Forlán y dos puntas. Recién cuando le empataron sacó a uno de los medios mixtos (Pereira) y metió al ofensivo Lodeiro. Fue un gesto clave del ‘Maestro’ Tabárez, como diciendo ‘muchachos, el partido no se nos puede escapar’; los jugadores lo leyeron así. Y Suárez puso el 2-1.

2) Porque le toca ir por la zona de la llave en la que evita a todos los grandes. Nada es fácil para Uruguay, se sabe, pero intimida menos ir contra Ghana o Estados Unidos que enfrentarte a Brasil o España. Si bien no llega a semifinales desde 1970, la histórica celeste tiene hoy –por equipo y por fixture- una chance intacta de colarse entre los cuatro mejores del mundo. Y pensar que hace menos de un año perdió con el Perú de Chemo del mundo.

3) Porque tiene un Diego crack por línea. Lo que hace fuerte y equilibrado a Uruguay es la presencia de un cacique en cada zona clave del campo. Atrás está Diego Lugano, que aunque se mande un errorcillo por partido, es eficiente en general. En el medio Diego Pérez, quizá el mejor y más eficiente volante central de los vistos hasta ahora en el Mundial, y arriba, claro, Diego Forlán, un 10 muy moderno: nada meter pases desde el medio sin pisar tu área; no. Forlán corre, conduce, patea, asiste y golea. Completito.

4) Porque defiende bien (1 gol en 4 partidos) y le sobra el gol que trae Suárez. Uruguay no es solo Forlán en ataque; es también un esquema diseñado para que los dos puntas jueguen abiertos con la chance de reunirse en el área. De los dos atacantes oficiales, Suárez, el que juega en el Ajax, es el que anda muy derecho con el gol. Tiene promedio de 25 goles en su liga; aquí ya lleva 3 y no creo que se estanque.