Beneficencia no permitirá remate del Larco Herrera

Institución busca cómo saldar deuda a la Sunat de casi S/.300 millones. Propuesta de vender el terreno se hizo en la administración de Luis Castañeda

Beneficencia no permitirá remate del Larco Herrera

KATHERINE SUBIRANA ABANTO

Los altísimos techos de las habitaciones del Hospital Víctor Larco Herrera (HVLH) dan la sensación de que el espacio para la locura es ancho y ajeno. Y lo es, seguro. En las 21 hectáreas que ocupa en Magdalena, la soledad se encuentra donde las miradas se pierden. La psicosis, la depresión, la ansiedad, la esquizofrenia, en sus etapas más críticas, se mezclan sin pedir permiso y bajo el control social de las paredes del psiquiátrico.

No es una cárcel: es un hospital que encierra pequeñas prisiones personales que pueden convertirse en un peligro público. Tal vez por eso la posibilidad de que la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana (SBLM) entregue a la Sunat el terreno de Larco Herrera, como parte de pago de una deuda que casi alcanza los 300 millones de soles, fue una alerta pública. ¿Si se remata el terreno, qué sería de los 485 pacientes que el HVLH alberga?

ANTIGUO PLAN
La denuncia fue hecha por el regidor del PPC Alberto Valenzuela, basada en el Plan Operativo Institucional de la SBLM para el 2011. El documento existe, pero tanto la nueva administración de la SBLM como la Municipalidad de Lima han negado que esto se concrete. “Es una propuesta de la anterior administración, pero está detenida. Esta gestión no ha ofrecido Larco Herrera”, declaró la regidora Marissa Glave.

Josefina Estrada de Capriata, presidenta del directorio de la Beneficencia desde junio de este año, suscribe las declaraciones de Glave. El problema con este lugar es otro: aunque el terreno sea de la Beneficencia, al ser un hospital administrado por el Ministerio de Salud (Minsa), la SBLM no recibe ningún beneficio económico por el mismo. Javier Pinillos, director de Asesoría Jurídica de la SBLM, explica que la propuesta que ellos han presentado a la Sunat apunta a que la deuda se subsane de una forma distinta.

QUID PRO QUO
En agosto de 2008 el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social emitió la RS 011-2008. Mediante este documento, la SBLM le otorga gratuitamente al Minsa los terrenos de los hospitales Arzobispo Loayza, Dos de Mayo, Hermilio Valdizán, Instituto Materno Perinatal, Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas y parte de los predios del antiguo Instituto de Salud del Niño.

“No nos dieron un centavo por ello y eso es injusto, teniendo en cuenta que la Beneficencia no recibe partida alguna del Estado, se sostiene de los alquileres y ventas de sus bienes, pero sí cumple labores estatales, por ejemplo, en los albergues de niños y ancianos”, dice Josefina Estrada.

Esta propuesta se encuentra estancada en el Ministerio de Economía, donde el hermetismo es grande. Casi tan grande como el misterio de la locura que habita en el Larco Herrera.

CLAVES
1. La actual administración de la Beneficencia de Lima asegura que han encontrado predios en alquiler a precios muy bajos y propiedades con litigios.

2. La Beneficencia tiene pendiente negociar con el Minsa la administración del terreno del Larco Herrera. Apuntan a que el ministerio pague una cuota por los años que ha usado el terreno.