Caja Metropolitana financia compra de taxis pese a que Lima congeló la flota

La entidad financiera municipal aconseja a los taxistas empadronarse en el Callao. Unos cien vehículos fueron vendidos en noviembre

Todo parece indicar que el Municipio del Callao, a través del Servicio de Taxi del Callao (Setaca), no es el único que entorpece el reordenamiento del transporte en la capital inscribiendo a los conductores que no pudieron hacerlo en el Servicio de Taxi Metropolitano (Setame) de Lima. La misma Caja Metropolitana, de propiedad de la Municipalidad de Lima, también lo hace.

Como se recuerda, la comuna capitalina, a través de su Gerencia de Transporte Urbano, cerró el 11 de noviembre padrón del Setame y congeló así la flota.

Sin embargo, El Comercio comprobó que la Caja Metropolitana, que debería financiar la renovación de los taxis antiguos que circulan en Lima, sigue otorgando créditos incluso a los interesados en adquirir por primera vez un taxi. No solo eso, sino que recomienda a los compradores dirigirse al Callao para conseguir el permiso de circulación.

Los vendedores de dos de las marcas de autos concesionarias del programa Taxi Metropolitano que trabajan en la fachada de la Caja Metropolitana (Av. Nicolás de Piérola 1785) se esforzaron por convencer a un colaborador de este Diario para que accediera al crédito

NO EVALÚAN SUSPENDER FINANCIAMIENTO
Pero si uno cree que los clientes son mal asesorados por quienes solo quieren vender su marca, se equivoca. Arturo Legua, gerente de banca especial de la Caja Metropolitana, confirma lo dicho por los vendedores.

“Que el Setame haya cerrado el padrón no impide que se inscriban en el Setaca. El taxista tiene la libertad de inscribirse en Lima o en el Callao. Hoy todos somos conscientes de que no se pueden inscribir desde el 11 de noviembre y los taxistas que aplican a un crédito deben hacerlo necesariamente en el Setaca”, señaló.

Luego de hacerle notar que las ventas a nuevos taxistas contribuye a la sobreoferta, Legua optó por contestar: “Estamos evaluando considerar ese tema y vamos a ver qué decisión tomamos”. No obstante, no se atrevió a afirmar que el financiamiento fuera a suspenderse durante los 120 días en que estará cerrado el padrón. El Comercio solicitó una entrevista con la GTU, pero se negaron al pedido.

Más información sobre el tema en la edición impresa de hoy de El Comercio