Castañeda mantiene desaprobación: 60% de limeños lo rechaza

La teniente alcaldesa, Patricia Juárez, dice que hay un problema de mala imagen en todos los políticos

Castañeda mantiene desaprobación: 60% de limeños lo rechaza

Los sectores A y B son los que expresaron más rechazo a la actual gestión de Luis Castañeda Lossio en la Municipalidad de Lima con un 73% y 71%, respectivamente. En el sector D, la desaprobación es de 49%; y en el E, 40%.

Pese a que cesaron los huaicos e inundaciones que pusieron en emergencia a la capital, la gestión del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, no logra recuperar sus altos niveles de popularidad.

En abril, su aprobación tuvo una caída de 16 puntos con respecto a marzo, de 52% a 36%. Ahora, según la última encuesta de Ipsos Perú para El Comercio, esta baja popularidad se mantiene. De acuerdo con el estudio, aplicado entre el 10 y el 12 de mayo, el 60% de los encuestados desaprueba la gestión del alcalde Castañeda. Un 35% avala su trabajo, mientras que el 5% no precisó una respuesta.

Los sectores A y B son los que expresaron más rechazo a la actual gestión en la comuna metropolitana con un 73% y 71%, respectivamente. En el sector D, la desaprobación es de 49%; y en el E, 40%.

Para el urbanista Augusto Ortiz de Zevallos, Castañeda ha dejado de ser el político de sus primeras gestiones (2003-2010), en que capitalizó la simpatía de los vecinos al construir escaleras en los cerros y acercó la salud a las personas con los hospitales de la Solidaridad.

Hoy, indica Ortiz de Zevallos, hay un cambio de visión en la actual gestión municipal, ya que se priorizan obras con menor impacto respecto a las necesidades de las personas. “La ciudad no necesita tener más túneles y viaductos que resultan inútiles. Lima está colapsada por la congestión vehicular y necesitaría planes para regular el transporte público”, puntualiza.

Ortiz de Zevallos precisa que Castañeda ha sufrido una deformación en sus reflejos políticos, ya que años atrás tenía más intuición para responder ante situaciones de crisis como la caída del puente Solidaridad, que terminó afectando su popularidad.

El arquitecto Jorge Ruiz de Somocurcio también considera que el burgomaestre no supo reaccionar con celeridad luego de los desastres naturales. “Luis Castañeda debe estar ahí en los lugares [como Carapongo] donde la gente sigue pidiendo agua y ayuda”, dice.

—Problema de imagen—
Al respecto, la teniente alcaldesa de Lima, Patricia Juárez, sostiene que esta baja aprobación responde a un problema de imagen generalizado en todas las autoridades del país. “Hay desánimo generalizado hacia la clase política por los temas de corrupción. Los políticos no son apreciados por la población debido a los casos Odebrecht y OAS”, dice.

Según Juárez, estas cifras de desaprobación no les preocupan porque en sectores como Villa El Salvador, donde ejecutan obras, perciben el cariño de la población. También dice que, aparte de las escaleras y muros de contención, han implementado una política social y cultural para llegar a los sectores menos favorecidos de la población.

—Poco tiempo—
Para el regidor metropolitano de oposición Hernán Núñez, a Castañeda no le alcanzará el tiempo para revertir las cifras de desaprobación. Núñez dice que el alcalde ahora anuncia obras para recuperar popularidad, pero sin mucho éxito.

“El año pasado Castañeda dijo que en los primeros meses del 2017 estaría listo el puente Bella Unión, pero en marzo contraloría señaló que el puente tenía solo un 40% de avance. Luego, en abril anunció que la obra estaría lista el 15 de julio. Siempre que anuncia algo lo hace después de que aparecen críticas”, señala Núñez.

Ruiz de Somocurcio cree que Castañeda puede subir su aprobación si mejora su relación con el Ejecutivo.

Lee también: