Continúan las protestas de algunas localidades por resultados electorales adversos

Tres movimientos políticos en Áncash piden anulación de resultados. En Chimbote fue hallado un lote de material electoral en una vivienda

Cinco días después de las elecciones, aún se registran en el interior del país reclamos y denuncias desde diversos frentes políticos.

En los distritos de Bellavista y Miguel Checa, de Piura, las protestas de un grupo de pobladores ha derivado en el cierre de locales comerciales y la suspensión de las clases escolares. En Miguel Checa, incluso, un grupo de manifestantes apedreó el local municipal, en protesta por la reelección del alcalde José Zapata Socola. Similar situación se vive en Bellavista,donde resultó reelegido el actual burgomaestre, Hildebrando Crisanto Vilela.

Los locales de la Oficina Descentralizada de Procesos Electorales (ODPE) y del Jurado Electoral Especial (JEE) de Sullana permanecieron cerrados y bajo constante vigilancia policial. Los manifestantes son partidarios de los candidatos Carlos Távara (Movimiento Agro Sí) y Jaime Bardales (Obras más Obras).

Al mismo tiempo, funcionarios de la ODPE informaron que se contabilizarán las actas quemadas en la localidad de Ayabaca, a fin de decidir si se realizarán elecciones complementarias.

Otra región donde continúan las protestas por los resultados de las elecciones es Áncash, donde tres partidos políticos (Movimiento Río Santa, el Apra y el Movimiento Acción Nacionalista Peruano) han solicitado la anulación de los resultados en la provincia del Santa, cuya alcaldía ganó Luis Arroyo (Cuenta Conmigo). Esto, debido a presuntas irregularidades, como el traslado indebido de actas la noche previa a los comicios.

La jefa del JEE-Santa, Ángela Tirado, comentó que se analizarán las solicitudes de estos tres partidos a fin de tomar una decisión al respecto. “Lo que pedimos es que no se azuce a la población”, dijo la funcionaria.

Por otro lado, en Ucayali unos 600 simpatizantes del partido Todos Somos Ucayali exigen la anulación de los resultados, e incluso bloquearon un tramo de la carretera en las localidades de Curimaná y Neshuya. A lo largo del día se pudo ver tanquetas de la Marina de Guerra del Perú como medida disuasiva ante eventuales ataques a locales de entidades públicas.

En Puno, un grupo de pobladores del distrito de Usicayos (provincia de Carabaya) marcharon hasta la oficina de la ODPE para protestar por la reelección del alcalde Paul Sotomayor, y denunciaron irregularidades en el conteo de los votos.

SERIAS DENUNCIAS
Una seria denuncia fue interpuesta ayer en Chimbote. En el asentamiento humano El Mirador (Nuevo Chimbote), fue hallado un lote de actas, cédulas y material electoral nuevo, que había sido escondido en la vivienda de Janett Villanueva, que funciona también como sede local del partido Cuenta Conmigo (que encabeza el presidente regional reelecto, César Álvarez).

Aunque la dueña del predio dijo que este material había sido hallado en un basurero, testigos informaron que ella lo había trasladado en una combi. La fiscal Betty Quiñones acudió al lugar para recoger este lote.

Finalmente, en Tumbes dos trabajadoras de la ODPE denunciaron la desaparición de decenas de hologramas en la sede de esta entidad. Sin embargo, cuando se alistaban a firmar la denuncia, recibieron una llamada de la propia ODPE, en la que un alto funcionario les pedía suspender este procedimiento.

CLAVES
1. En el distrito de Copa (provincia limeña de Cajatambo), la elección del alcalde podría ser decidida por sorteo, debido a un empate entre los dos principales candidatos.

2. Cayetano Mejía (Restauración Nacional) y Abel Caquipoma (Apra) obtuvieron cada uno 159 votos válidos, equivalente al 26,8%.

3. La elección final por sorteo en caso de empate está contemplada en el artículo 26 de la Ley de Elecciones Municipales. Casos similares hubo años atrás en Junín y Lambayeque.