Detectan venta de alcohol y cobros indebidos en playas del sur

La Defensoría del Pueblo inspeccionó nueve playas en Punta Hermosa, Punta Negra, Pucusana y Asia

Detectan venta de alcohol y cobros indebidos en playas del sur

En la playa El silencio, en Punta Hermosa, hay 64 puestos de venta de comida que funcionan sin licencia. (Foto: El Comercio)

La Defensoría del Pueblo informó ayer que en tres playas del distrito de Punta Hermosa los comerciantes se han apoderado del espacio público y venden licor al margen de la legalidad.   

Eliana Revollar, de la Oficina Defensorial de Lima, precisó a El Comercio que en las playas Caballeros, Señoritas y Playa Blanca, de Punta Hermosa, se instalan a diario toldos, sombrillas y sillas, lo cual impide el libre tránsito en la zona. En este último balneario, incluso hay una cancha de vóley que se alquila.

La defensoría detectó estas irregularidades luego de inspeccionar nueve playas de los distritos Punta Hermosa, Punta Negra, Pucusana y Asia.

En Playa Negra, Pucusana y Naplo, se constató que no había serenos y tampoco personal de fiscalización que supervise la salubridad de restaurantes. Tampoco se controlan el recojo de residuos ni la venta de licor.

La defensoría también informó que en Naplo hay vigilantes particulares que, según algunos bañistas, impiden el acceso a la playa.

COBROS INDEBIDOS DE PARQUEO

En la playa La Pocita, en el distrito de Punta Negra, la Defensoría del Pueblo comprobó que se cobraban S/.2,70 como tarifa plana por un estacionamiento en el lugar. “El parqueo en esa playa cuesta 50 céntimos la media hora y se debe pagar a la salida, no a la entrada. Hemos invocado a los alcaldes para que no se cometa este abuso con los veraneantes”, puntualizó Revollar.

En el caso de Asia, se constató que el único ingreso para el público a las playas está a la altura de la playa Cayma, lo cual incumple la Ley 26856, que dispone que haya accesos cada mil metros lineales. “Esta situación afecta a los veraneantes que deben caminar varios kilómetros para ingresar a las distintas playas de ese distrito”, agregó.

El Comercio recorrió ayer la playa El Silencio, en Punta Hermosa, y constató que hay 64 puestos de venta de comida que funcionan sin permiso municipal.

Este sábado 14, por ejemplo, Fortunata Quiroz Eugenia cumplirá 35 años al frente de un puesto de venta de comida en esta playa sin licencia de funcionamiento.

“Hasta el 2007, pagaba todos los años S/.1.115 al municipio para trabajar en temporadas de verano. Desde entonces, dicen que nos van a desalojar porque quieren privatizar la playa”, remarcó. Fuentes del municipio negaron la supuesta privatización, pero anunciaron que realizarán el desalojo de comerciantes este verano.