Fiscalía investiga a funcionarios de Jesús María por obras ficticias

Ex subgerente de Obras Públicas, sentenciado a cuatro años de cárcel suspendida por recibir una coima, acusó al alcalde Ocrospoma de estar involucrado en este caso

Fiscalía investiga a funcionarios de Jesús María por obras ficticias

El ex subgerente de Obras Públicas y Proyectos de la municipalidad de Jesús María Roberto Llaja Tafur, sentenciado a cuatro años de cárcel suspendida por recibir una coima de 2.500 soles de una empresa para acelerar la licencia de una construcción, sostuvo que el alcalde Enrique Ocrospoma tenía conocimiento de este cobro e incluso dijo que este dinero era para el burgomaestre.

En diálogo con Canal N, Llaja Tafur, quien se encuentra en libertad porque se acogió a la colaboración eficaz tras ser captado recibiendo la coima en enero de este año, contó que la autoridad edilicia ha llamado en reiteradas ocasiones a su familia para ofrecerle dinero a cambio de su silencio.

“El cobro de 2.500 soles el señor Enrique Ocrospoma lo sabía, porque él todavía no quería que pida ese dinero. No quería que le autorice nada a la empresa de la obra mientras no nos den 12 postes. En una reunión del 15 de diciembre del 2010 le dije que en cualquier momento me iban a agarrar. Él contestó que me iba a defender”, añadió.

Según la sentencia del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Lima, el ex funcionario fue encontrado culpable y castigado con cuatro años de pena privativa de la libertad con carácter suspendido. Pero también este fallo establece, desde la confesión de Llaja, que existen indicios de que en la municipalidad de Jesús María se habría realizado supuestos manejos irregulares de recursos públicos.

OBRAS FICTICIAS
En estos malos manejos se habría contratado servicios ficticios, cuyos montos no superan las tres UIT, es decir, los 10. 600 soles, a fin de evitar la formalidad de los controles y procesos de selección. El procedimiento era crear obras de menor cuantía, la buena pro y el monto eran entregados a una empresa, pero los trabajos, según la Fiscalía, eran hechos por el propio municipio con donación de terceros.

Por ejemplo, una de esas obras habría sido la refacción del parque Gálvez Barrenechea, cuyos trabajos, detalló Canal N, se ejecutaron con la donación de la empresa Mr. Taco. Pero igual se generó un proceso de adjudicación de menor cuantía. Incluso existen imágenes de estas obras siendo realizadas por personal municipal y no por trabajadores de la empresa ‘responsable’.

OCROSPOMA RESPONDE A ACUSACIÓN
Por su parte, el alcalde de Jesús María, Enrique Ocrospoma, negó esta acusación e incluso dijo que el fiscal del caso tiene “una enemistad probada contra mi persona”, porque ingresó a la municipalidad sin una orden judicial.

Sobre las obras del parque Gálvez Barrenechea, indicó que los trabajos fueron hechos por la empresa responsable, pero que sus obreros usaron polos de la municipalidad “por un tema de imagen”.

Para concluir, le sugirió a Roberto Llaja Tafur que se acoja al perdón de Dios por lo que hizo, porque su confesión ante la justicia ha sido “no sincera”.