Inmobiliaria de EE.UU. que denunció a La Gran Familia recibe amenazas

La banda chiclayana presionaba a Mirage Perú S.A.C. para que pagara cupos durante la construcción de un condominio. Luego de la denuncia, se capturó a los extorsionadores

Inmobiliaria de EE.UU. que denunció a La Gran Familia recibe amenazas

CARMEN GALLEGOS

Chiclayo/Lima. “Primero pasaron en una moto y dejaron un mensaje: ‘Saludos al doctor tal’. Luego secuestraron a nuestro vigilante. Los que han caído están mandando gente a amenazarnos”, cuenta con temor un funcionario de Mirage Perú.

La inmobiliaria de capitales estadounidenses denunció, en agosto del 2012, a la organización criminal La Gran Familia, tras lo cual se logró la captura del cabecilla Román Ángel León Arévalo, ‘Viejo Paco’. No obstante, hasta hoy sufren las amenazas de los delincuentes.

El secuestro del vigilante Reynaldo Sánchez, el 1 de enero, fue denunciado ante la División de Investigación Criminal de Chiclayo. “Cuatro sujetos lo encañonaron, lo obligaron a beber licor, lo golpearon y lo interrogaron sobre los directivos de la empresa”, reza la denuncia.

El neoyorquino Ray Slate, director de Mirage Perú, llegó esta semana a Lima y contó a El Comercio que cuando decidieron invertir en Chiclayo no sabían nada de La Gran Familia. “Yo, como estadounidense, no negocio ni con delincuentes ni con terroristas. Prefiero cancelar el proyecto antes que ceder a las extorsiones”, afirmó.

Slate precisó que la empresa ha gastado S/.200.000 adicionales por este problema. Ya vendieron 96 departamentos.

“Estamos haciendo de todo para construir, pero, en caso de que tengamos que cancelar el proyecto, se devolverá hasta el último centavo. El dinero de nuestros clientes no se ha tocado”, refirió.

Para Sandro Espinoza, de Police Security, a cargo de la seguridad de la empresa, ‘Viejo Paco’ sigue dando órdenes desde prisión. “Sabemos que ‘Viejo Paco’ ya se enteró de quién lo denunció y trata de intimidar”, dijo.

Según Espinoza, esto sucede porque sus hombres de confianza, el ex teniente PNP Charles Orlando Palomino Bravo, ‘Chacho Palomino’, y un sujeto identificado como Raúl Tello siguen libres.

El coronel Jorge Linares Ripalda, jefe de la II Dirtepol, indicó que, tras conocer la denuncia de Mirage Perú, se armó una carpeta fiscal que se envió de inmediato a la Primera Fiscalía de Chiclayo. “La captura del líder y unas 14 personas no ha terminado con La Gran Familia”, dijo.

Se atrevió a denunciar
A inicios del 2012, Mirage Perú llegó a Chiclayo con un gran proyecto inmobiliario: el condominio Villa Verde. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que la empresa se topara con las extorsiones de La Gran Familia.

Ante esta situación, la empresa, que ha desarrollado varios proyectos en Florida, optó por contratar a la firma Police Security, que la asesoró para presentar una denuncia en Lima.

Pese a la gran cantidad de empresas extorsionadas, en el atestado policial de la División de Investigación Criminal (Divincri) solo aparecen dos denunciantes: Mirage Perú y una persona identificada con el código AR20.

La banda le exigía a Mirage Perú que pagara S/.1’594.000. Esto se justificaba mediante varias modalidades: por ‘chalequeo’ o seguridad (S/.10.000 al mes), por cuota sindical (S/.8.000 al mes) y por contrato obligatorio de trabajadores fantasmas (S/.16.000 al mes). Y a esto se suma un pago del 3% del costo de la obra.