Lima le debe unos US$150 millones a operadores de Metropolitano

Los concesionarios del Metropolitano señalan que están pendientes cinco procesos de arbitraje con la Municipalidad de Lima

Lima le debe unos US$150 millones a operadores de Metropolitano

El servicio del Metropolitano sigue funcionando pese a los problemas en la implementación del servicio. (Archivo El Comercio)

La Municipalidad de Lima tiene pendientes cinco procesos de arbitraje con los operadores del Metropolitano, lo que puede significar que la comuna tenga que desembolsar unos US$150 millones por incumplimiento de obligaciones contractuales.

Según informó Perú21, algunos de los arbitrajes pendientes datan del 2015. "Uno de ellos es por no haber cumplido con la demanda esperada; otro por no erradicar a los servicios informales; un tercero, por no haber completado la infraestructura al 100%", detalló José Luis Díaz León, representantes de Lima Bus Internacional, uno de los cinco concesionarios del Metropolitano.

Respecto a la obra incompleta, Díaz detalló que hasta el momento no hay fecha fija en la cual se vaya a completar la ruta troncal entre Chorrillos y Carabayllo. Actualmente, la estación Naranjal es el último paradero al norte de Lima.

Enrique Montalvo, gerente comercial de Pro Transporte, confirmó esta información y detalló que están entablando un "trato directo" con los concesionarios para saldar estos incidentes en "beneficio de ambas partes".

Los operadores, según José Luis Díaz, también tienen que lidiar con el desperdicio de combustible que significa el trasladar todos los días los buses entre Naranjal y el parque zonal Sinchi Roca.

"A pesar de la distancia, Pro Transporte no se responsabiliza por los gastos de combustible que implica el traslado de los buses articulados al inicio y al final de cada jornada", detalló el vocero de Lima Bus Internacional.

En marzo se espera que los operadores del Metropolitano se reúnan con funcionarios de Pro Transporte para dialogar sobre la millonaria deuda, mientras que las obras para ampliar el servicio hasta Sinchi Roca empezarían la segunda mitad del año, aproximadamente, según datos de la Municipalidad de Lima.