Metropolitano: conoce los nuevos servicios [interactivo]

Con los cambios, los pasajeros del Metropolitano harán más transbordos y tendrán que realizar colas dos o tres veces. (Pedro Vega /El Comercio)

Nuevos expresos, cambios en los existentes y rutas con menos paradas. Desde el 30 de enero, el Metropolitano modificará sus servicios ante las críticas por congestión en las estaciones y buses repletos.

Enrique Montalvo, gerente comercial de Pro Transporte, aseguró que lo que buscan es optimizar la programación de los buses y las frecuencias. “Haremos viajes más directos y así logramos que los buses den vuelta en menos tiempo, por lo que la frecuencia mejora”, dijo.

Con los cambios, los pasajeros harán más transbordos, situación que para el funcionario no será un problema, aunque el usuario tenga que realizar colas dos o tres veces. “Si tenemos mejor frecuencia garantizamos que el transbordo sea mucho mejor”, agregó.
Los servicios que no han cambiado son el Expreso 1, Súper Expreso Norte, Expreso 4 (solo sábados), Expreso 5 (en las tardes) y los regulares A y C. Tampoco los alimentadores.

En cuanto al regular B, este servicio ahora saldrá desde las 9 a.m. de lunes a viernes, siendo reemplazado de 6 a.m. a 9 a.m. por el nuevo regular D, cuyo recorrido solo será hasta la estación Central. Los sábados y domingos no habrá cambios.

—Los mismos buses—
Aunque el Metropolitano hace 715 mil viajes diarios, entre la ruta troncal y los alimentadores, Pro Transporte no tiene planificado aumentar la flota de 520 buses (300 troncales y 220 alimentadores) ni el horario del servicio. “El aumento de buses se dará cuando se haga la ampliación hasta Carabayllo”, dijo Montalvo. Esta obra no tiene fecha de inicio.

Para Gustavo Guerra García, ex presidente de Pro Transporte, hay condiciones para que la gestión de Luis Castañeda negocie con los operadores el aumento de la flota. “El sobreprecio del pasaje lo justifica ampliamente”, señaló. 

En el 2014 los consorcios subieron el pasaje a S/2,50 en una maniobra considerada ilegal por la gestión anterior. Ese mismo año las empresas iniciaron arbitrajes alegando pérdidas por falta de pasajeros. Entonces, el promedio era 600 mil viajes diarios y la meta era 713 mil, cifra que ya se superó. 

No obstante, el ex funcionario sostiene que la demanda se ha estancado por la baja en la calidad del servicio: “Las colas en las estaciones están generando pérdidas de tiempo que ya no compensan el ahorro en el recorrido”.