La Molina: la gestión de Luis Dibós en análisis

Límites de altura en edificios no son acatados en algunas zonas del distrito. Rehabilitación de vías no soluciona problemas del tránsito vehicular

La Molina: la gestión de Luis Dibós en análisis

Por Pamela Sandoval

Enclavada al este de la capital, La Molina es uno de los pocos distritos que goza de un alto número de áreas verdes, implementadas con inteligencia por los vecinos y sus autoridades entre los cerros y las construcciones modernas que la distinguen.

Esta característica, defendida en dos gestiones sucesivas del alcalde y candidato a la reelección Luis Dibós, ha sido también la principal causa del ‘boom’ inmobiliario que experimenta la comuna, tercera en el ránking de ofertas de viviendas en Lima Metropolitana, según la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

“Si bien los distritos tienen que seguir creciendo hacia arriba, en La Molina no se está cumpliendo con los parámetros de altura, por ser una zona sísmica, ni de tránsito, ya que cada vecino nuevo que llega lo hace con su carro y no hay estacionamientos para tantos vehículos”, observó Marco Tulio Gutiérrez, del Instituto Peruano de Administración Municipal (IPAM).

El problema, sostuvo el especialista, se agrava si consideramos que, para entrar o salir del distrito, el parque automotor de La Molina [estimado en 85.000 vehículos, entre residentes y visitantes] tiene solo dos vías posibles: las avenidas Raúl Ferrero y Javier Prado.

¿Cómo manejó la gestión actual estos inconvenientes? A continuación, un repaso de esta y otras medidas desarrolladas bajo la batuta del alcalde Dibós.

1 CRECIMIENTO URBANO
Favorecer la participación de los vecinos en la zonificación y defender las laderas de los cerros para arborizarlas fueron las promesas del 2006.

Si bien la comuna ha hecho esfuerzos para cumplirlas, en muchas zonas del distrito donde la norma establece que no puede haber edificaciones de más de dos pisos, debido a las características del terreno, ello no se cumple a cabalidad.

“Los infractores están identificados, pero es difícil sancionarlos o disponer una orden de demolición”, comentó a este Diario en marzo último la Gerencia de Desarrollo Urbano de La Molina.

La habilitación de terrenos para nuevas viviendas tampoco entusiasma a algunos vecinos. Es el caso de las 60 familias residentes en la I etapa de la Urb. El Refugio, en Rinconada Alta, quienes recientemente consiguieron paralizar las obras de la II etapa.

El reclamo fue atendido por la comuna, que reunió a todas las partes para llegar a un acuerdo.

2 TRANSPORTE
“Al iniciar la gestión se encontraron más de un millón de metros cuadrados de vías abandonadas. Se repararon todas y se amplió la vía del cerro Centinela a cuatro carriles para agilizar el tránsito”, detalló la municipalidad en un recuento de sus logros.

Aunque los trabajos representaron un alivio al acortar de 15 a 10 minutos el recorrido por Centinela, la congestión vehicular continúa siendo un padecimiento en esta zona del distrito, que soporta hasta el 10% del tráfico total de la ciudad en horas punta.

Un asunto histórico pendiente para el tránsito es la construcción del túnel San Francisco, que conectaría La Molina con Surco. El proyecto no se ha podido concretar debido a su elevado costo y a la falta de apoyo de la Municipalidad de Lima para su ejecución.

3 SEGURIDAD CIUDADANA
Las dos comisarías del distrito, Santa Felicia y La Molina, coinciden al señalar que los robos domiciliarios [hasta 705 casos en el 2008] encabezan la lista de delitos en la jurisdicción.

Contra ellos, la gestión del alcalde Dibós propuso la instalación de más cámaras de vigilancia y un sistema integrado de acción rápida (SIAR), que ha ido implementando progresivamente y que facilita al serenazgo trabajar en conjunto con la PNP. “La delincuencia se redujo en un 42%”, aseguraron voceros del burgomaestre.

En el 2009, detallaron, estas medidas contribuyeron a frustrar 230 robos a viviendas. No obstante, se perpetraron 187 de estos ilícitos en las urbanizaciones Santa Patricia, Sol de La Molina y La Capilla.

4 PRESUPUESTO
Como sucedió con otras comunas, La Molina incrementó sus fondos de administración, planeamiento y gestión, desde el 2007 a la fecha. El portal de Transparencia Económica del Ministerio de Economía confirma que buena parte de los recursos fueron destinados a obras. Sin embargo, otros egresos consignados en el Sistema Eléctrico de Adquisiciones y Contrataciones del Estado (Seace), como alquiler de toldos para eventos, adquisición de bolsas de basura y compra de bocaditos registraron picos entre el 2007 y el 2008 de hasta S/.9.261.

“La comuna puede gastar en lo que crea necesario, pero habría que ver de dónde se pagaron esas compras, que parecen excesivas”, opinó Julio Castiglioni, abogado y experto en temas municipales.

5 PROYECCIÓN SOCIAL
Durante la última gestión se construyó el Parque Infantil, se remodeló el Estadio Municipal y se inauguró el Centro Integral del Adulto Mayor.

Las propuestas de los favoritos
Tres de los 11 candidatos que postulan al sillón municipal de La Molina encabezan las intenciones de voto, según la encuesta de Ipsos Apoyo para El Comercio.

Sin embargo, las diferencias entre Juan Carlos Zurek (27%), Luis Dibós (20%) y Gastón Cajina (12%) no son determinantes, por lo que se prevé una intensificación de sus campañas en los próximos días.

Dos son los temas que dominan los planes de gobierno que estos candidatos presentaron ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Se trata del desarrollo urbano y la lucha contra la delincuencia.

Para el primer ítem, Zurek (Somos Perú) plantea un reordenamiento de la zonificación, a partir del denominado Plan Integral La Molina 2015. En materia de seguridad propone construir una comisaría en la zona de Pampa El Arenal.
Luis Dibós (Cambio Radical), candidato a la reelección, apuesta por incluir a los vecinos en la fiscalización de obras. También sugiere una alianza entre la PNP y el Poder Judicial.

A su turno, Gastón Cajina (PPC), propone crear estaciones descentralizadas del serenazgo, y contar con los vecinos para detectar y denunciar obras que infrinjan las normas.


Tags relacionados

La Molina

Luis Dibós