No se instaló puente provisional en Av. Universitaria para evitar tragedia

Así lo afirmó la alcaldesa Susana Villarán, al explicar las demoras en los trabajos de rehabilitación del tránsito en la vía sobre el río Rímac

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, aclaró al burgomaestre de San Martín de Porres, Freddy Ternero, que el puente de la avenida Universitaria que cruza el río Rímac es responsabilidad metropolitana.

Asimismo, refirió que los técnicos de la Municipalidad de San Martín de Porres conocen los análisis realizados tras las fallas en el puente Bella Unión, los cuales fueron realizados por el Colegio de Ingenieros y técnicos de la Empresa Municipal Administradora de Peajes de Lima (Emape).

“A pesar de que quisimos colocar el puente Bailey, las estructuras no dan. Si nosotros colocáramos el puente Bailey, podría haber una tragedia”, explicó Villarán de la Puente al ser consultada por la prensa respecto a las demoras en los trabajos de rehabilitación del tránsito vehicular en la zona. Además, Ternero dejó entrever ayer que su comuna y no Emape planea construir el puente nuevo.

Más allá de plazos, pues la instalación del puente provisional “va a demorar el tiempo que demore”, la burgomaestre aseveró que los vecinos se merecen transitar por un puente seguro, que es el que se construirá en un año.

El presidente de Emape, Álvaro Espinoza, había señalado que la última crecida del río Rímac, en marzo, debilitó las bases y por eso no se pudo instalar el puente Bailey en esa oportunidad.

SE REUNIÓ CON SIMPATIZANTES
La alcaldesa dio estas declaraciones a la prensa tras una reunión con simpatizantes de la Coordinadora Ciudadana por Lima en el Cercado. Ahí analizó lo ocurrido durante la campaña por el proceso de revocación en su contra, el cual finalmente superó siendo ratificada en el cargo, aunque no todos sus regidores tuvieron la misma suerte.

Según dijo, la revocación fue “una causa con mala entraña”. “Quién iba a pensar que quienes quisieron derrocarnos lograron unirnos”, agregó respecto al Acuerdo por Lima, firmado por ocho agrupaciones políticas el pasado 8 de abril.