Padres de niños fallecidos exigieron a García Naranjo que se disculpe

La titular del Mimdes retornó al caserío de Redondo y se comprometió a hacerle justicia a los deudos de los tres menores envenenados

La ministra Aída García Naranjo regresó esta semana al caserío de Redondo, Cajamarca, donde el mes pasado tres niños fallecieron tras ingerir alimentos del Pronaa.

García Naranjo fue encarada por los pobladores de la localidad y por las madres de familia, quienes la criticaron que, mientras el pueblo se encontraba en duelo, ella apareciera bailando junto al ex futbolista José Carranza en una actividad de su despacho.

“Le pedimos que se disculpe, que se retracte por haber culpado a estas humildes madres. Usted dijo que se encontraba (el veneno) en utensilios o en el balde. No sé por qué dijo eso. ¿Y usted qué estaba haciendo mientras nosotros llorábamos por nuestros niños y velándolos? Estaba bailando y encima de eso culpó a las madres. Que se disculpe”, le increparon, según imágenes difundidas por el programa dominical de TV “Reporte semanal”.

La ministra se comprometió en hacer llegar a Lima los gritos de “justicia” que le lanzaban los pobladores.

“Que no quede solo en palabras. No queremos que usted nos visite, nos palabree y todas sus palabras se las lleve el viento. No queremos que esto quede impune”, le dijeron.